27 enero 2008

¿Quién dirime entre violencia condenable y legítima, y quién justifica todas las violencias?

Existe coincidencia casi generalizada en que la invasión de Irak ha provocado, entre otros efectos de menor gravedad, los siguientes males:
Que el representante del imperio
le pusiera la mano en el hombro
satisfizo algunas de sus ambiciones
personales... y espoleó otras
La muerte de al menos 300.000 iraquíes, la mayoría de ellos ciudadanos no combatientes, así como la destrucción de casi todas las infraestructuras civiles.
El colapso de todos los servicios sociales.
El abandono del país de más de 2 millones de iraquíes, ahora refugiados en el extranjero.
2,3 millones de desplazados en el interior de Irak.
Bombardeos indiscriminados.
El desgarramiento del tejido social iraquí y la incitación a la guerra civil.
El robo de recursos (sobre todo hidrocarburos y obras de arte).
Matanzas indiscriminadas de civiles (por parte de unos y de otros), incluidos simples transeuntes: en Irak se mata al azar y mueren miles de personas por mala suerte.
El uso de armas ilegales, tales como proyectiles con uranio empobrecido y bombas de fósforo.
10º Secuestro de personas, incluidos menores.
11º La generalización del crimen organizado --el de cuello blanco es oficial y está consentido--  y de la delincuencia.
12º El encarcelamiento de miles de personas sin acusación formal, aplicándoles torturas y humillaciones a gran parte de ellas.
13º La creación de la prisión de Guantánamo, campo de concentración donde se tortura y se violan derechos fundamentales [por cierto, en esa instalación han actuado funcionarios españoles enviados por el Gobierno que presidía Aznar López].
La invasión de Irak, en definitiva, acumula horrores y ha sido justificada con mentiras probadas, como la existencia de armas de destrucción masiva... En resumen: Irak ha sido destruido.
..
Y dan lecciones... ¡de ética!
Esas barbaridades, todas ellas probadas, constituyen el argumentario que expone el diputado Antonio Romero Ruiz (IU) en la carta abierta que ha dirigido al líder in pectore del PP, José María Aznar López, para reprocharle su injustificable presencia en el congreso internacional de víctimas del terrorismo celebrado esta semana en Madrid.
La convocatoria cuenta con la participación de dirigentes del PP que han acudido para, sin recato alguno, pedir el voto en las elecciones legislativas del 9-M. Entre los peticionarios del voto a favor del PP destaca Aznar López, que fue coimpulsor de la terrorista invasión de Irak.
¿Qué representa Aznar en un cónclave de víctimas del terrorismo?, ¿acaso quiere dar a entender que todas las violencias son condenables excepto las suyas, que según él son éticas y justificables?
Y lo que es peor: ¿acaso el PP insinúa que Aznar es una autoridad ética o moral para dirimir entre violencia condenable y violencia justificable?
Tiene razón el diputado malagueño de Izquierda Unida, la presencia de Aznar en el congreso de las víctimas desvirtúa la iniciativa y revela que el líder in pectore del PP es un mago de los eufemismos y un maestrillo de la palabra...
..

4 comentarios:

  1. Son las cosas que Josemari ha ido aprendiendo por los States. Todo esto es exactamente lo mismo que cuando Bush habla de "guerra contra el terror". Se tendrán que autoinvadir, pues.

    Bush y Aznar, vaya dos piezas. Juicio por crímenes de guerra YA.

    ResponderEliminar
  2. Genial post, Félix.
    Deplorable la presencia del señor Aznar...politizar a las víctimas, mendigar votos mediante estos actos...
    Es repugnante.

    ResponderEliminar
  3. No creo, sinceramente, que alguien pueda presentarse a un Congreso de este tipo sin invitación obteniendo, sin mediar ninguna organización previa, un espacio en la agenda para hacer una ponencia.

    Tampoco fue Aznar el único que condenó la ausencia de Zapatero sino uno entre varios que lo han hecho. Sumado a esto, la Asociación 11-M no participó del acto considerándolo partidista en la voz de su presidente, Pilar Manjón y la Asociación Catalana de Víctimas no solo no acudió sino que ni siquiera ha sido invitada.

    También convendría destacar que dado el tipo de acto que es un acto terrorista, las víctimas del terrorismo no son solo quienes mueren en los atentados, sino todos los miembros de la comunidad en la cual estos atentados se cometen ya que víctima no es solo quien muere sino también cada uno de aquellos a quienes los terroristas consideran sacrificables en pro de su causa (supongo que los chicos a los cuales lavan el cerebro y luego los mandan como bombas ambulantes también pueden ser considerados víctimas del terrorismo).

    Pero, algo que no hemos de olvidar es que también existe algo que se llama terrorismo de Estado. Se dice que existe terrorismo de estado cuando el gobierno utiliza medios ilegítimos para inducir el miedo en la población civil. Cuando un Estado utiliza el secuestro, la tortura y el asesinato para conseguir sus fines, por ejemplo, es culpable de terrorismo de Estado y quienes apoyen a este gobierno son cómplices de tal delito.

    La Escuela de las Américas, por ejemplo, ideada y dirigida por el ejército de los EEUU desde el año 1946 sistematizó la Doctrina de Seguridad Nacional, doctrina utilizada tanto por Pinochet, como por los miembros de las juntas militares argentinas que gobernaron este país durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional y dicha doctrina es la institucionalización del terrorismo de Estado como forma de controlar el crecimiento del marxismo o del comunismo.

    También los daños colaterales causados por los misiles y otras armas estratégicas militares que caen por "error" entre la población civil pueden ser considerados como terrorismo de Estado.

    Por todo esto podemos decir que muchos de quienes se encolumnan detrás de la lucha antiterrorista, como el gobierno de los EE.UU. y quienes le apoyan en su lucha contra el terrorismo "islámico" han sido cómplices o han cometido actos terroristas en algún momento y deberían ser tratados como tales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo que me resulta gracioso es que se quiera ilegalizar ANV por no condenar la vilencia.

    ¿Quién condena la violencia? ¿Acaso el PP no justificó el uso de la violencia generalizada, institucionalizada, suprema que es la guerra?

    ¿Acaso el actual gobierno no ha excusado y justificado el uso de la violencia más cobarde como son las torturas a un detenido?

    ¿Ilegalizamos al PP y al P$OE?

    Todos condenan la violencia contra los suyos y justifican la violencia que les puede ser útil.

    Deberíamos buscar quien condene la violencia, venga de donde venga.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.