21 mayo 2008

Construcción: Falacias de quien abandona el barco que se hunde

Promotores inmobiliarios y banca, dos de los grandes beneficiados por los largos años de carestía guerrean entre sí.
El presidente de la asociación de promotores (APCE), Guillermo Chicote, ha acusado a la banca, generalizando, de negar créditos hipotecarios para la compra de viviendas que se venden a precios rebajados ¡hasta un 40%!, rebaja esta que, de momento, se registra sobre todo en Cataluña y el porcentaje es discutible por excepcional.
Según APCE, hay bancos en los que los peticionarios de hipotecas para comprar piso han recibido negativas que han sido justificadas diciéndoles que los precios todavía van a bajar mucho más, o que ahora no es momento para comprar porque los precios van a caer en picado
Guillermo Chicote ha reconocido que su sector “perdió el rumbo” durante los últimos años. Pero tras ese detalle de sinceridad, se ha embalado y acusa al Gobierno de haberse negado a lavar los platos sucios del sector y, tobogán abajo, Chicote ha añadido, refiriéndose al ministro de Economía, que dar lecciones de liberalismo económico a estas alturas en un sector tan sumamente intervenido (¿?), parece un comentario más que quizá no se ajusta a la realidad.
Hay quien prefiere la selva
El portavoz de la patronal y numerosos promotores confunden la intervención económica --que no la hay-- con las normas que impiden construir en línea de costa o que marcan mínimos de calidad y corrección constructivas.
Para colmo, Chicote, puesto a pervertir los hechos, dice que el Gobierno español debería hacer como los de Estados Unidos y Gran Bretaña, que han inyectado dinero para hacer frente a los efectos de las hipotecas basura, pero en España, por mucho que el vocero de APEC se empeñe, el batacazo de la construcción es consecuencia directa de las acciones y decisiones del sector (propietarios de suelo, promotores, constructores, etcétera), sin menoscabo de la que la banca haya aprovechado la ocasión.
Es discutible y opinable cuál de todos esos agentes ha sido el que más ha contribuido a inflar el globo, pero todo indica que los más beneficiados proporcionalmente han sido los propietarios suelo y los promotores; además, ni acostumbran a tener suelo ni construyen, se limitan a mover dinero.
Y que nadie se llame a engaño: abundan los promotores-especuladores.
Y ahora Chicote intenta desviar responsabilidades señalando a cuatro bancos y al Gobierno ¡alegando que el sector está intervenido!
Más descaro, imposible.
MÁS DETALLES, en CincoDías.
CON ANTERIORIDAD y sobre el mismo asunto:
"¡No compre vivienda: alquile y espere!";
"Disfraces, negocios y expertos inmobiliarios", y
"El precio de la vivienda desajusta el sistema", este último texto está basado en el informe de los analistas de Quota Research, nada sospechosos de defender criterios anti-sistema.

2 comentarios:

  1. Moi boas!. É unha vergoña o que fixeron. Enriqueceronse a costa dos obreiros e agora que non teñen as ganancias que esperaban quéixanse e pretenden que os mesmos que están hipotecados de por vida, lle quiten as castañas do lume.
    Qué asco!
    Promotores inmobiliarios e banqueiros igoal de usureiros!
    Un saúdo!

    ResponderEliminar
  2. A Cruxens: É peor aínda, pois non só pretenden que a crise a paguen os que xa teñen que facer fronte a unha hipoteca --¡que xa están a pagar máis cos incrementos do euríbor!--, senón que ademáis teñen a pretensión de que a Administración poña cartos públicos para manter os seus negocios.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.