18 mayo 2008

La Casa Blanca guerrea contra los medios y los periodistas

El oficio de informar está mal visto en distintas geografías y por numerosos gobiernos, resultando que, a pesar de los inexplicables silencios de organizaciones como Reporteros sin Fronteras, es evidente que uno de los gobiernos que ha demostrado tener menos respeto por los mensajeros y que con más empeño intenta ocultar informaciones es el de Estados Unidos.
Lea lo siguiente:
«En noviembre de 2001, a pesar de que Al-Jazira había proporcionado al ejército de EE UU las coordenadas de sus oficinas en Kabul, bombarderos estadounidenses atacaron y destruyeron la sede afgana de Al-Jazira.
..
Rosario de agresiones
«Ese mismo mes, un reportero de Al-Jazira que cubría la cumbre entre George Bush y Vladimir Putin que se celebró en Crawford, Texas, fue detenido por el FBI porque en su tarjeta de identificación figuraban vínculos con Afganistán.
«En la primavera de 2003, EE UU lanzó cuatro bombas sobre el hotel Sheraton de Basora, en Irak, donde residían los corresponsales de Al-Jazira, que eran los únicos periodistas que informaban desde aquella ciudad y los únicos huéspedes del hotel.
«Otro trabajador de Al-Jazira, al cruzar un puesto de control en Bagdad, mostró su identificación a un marine y lo único que consiguió fue que dispararan contra su vehículo. Él salió ileso. No corrió la misma suerte Tareq Ayub, corresponsal de Al-Jazira que estaba en el terrado de las oficinas de la cadena de noticias en Bagdad el 8 de abril de 2003 cuando un avión de combate estadounidense atacó el edificio con misiles. Tareq murió.
«También está el episodio vivido por Sami al-Haj, que como camarógrafo de Al- Jazira informaba sobre la invasión estadounidense de Afganistán. El 15 de diciembre de 2001, estando en una ciudad paquistaní próxima a la frontera con Afganistán, Haj fue arrestado y evacuado ilegalmente a una prisión afgana. Seis meses después, esposado y amordazado, fue trasladado en avión a la prisión estadounidense de la bahía de Guantánamo. Haj ha permanecido preso durante casi seis años [ha sido liberado recientemente], durante los que fue interrogado en numerosas ocasiones, pero nunca se le acusó de ningún delito ni fue juzgado por un tribunal».
¿Quien es el autor de este texto, ¿será un aliado de Bin Laden?, ¿serán revelaciones de un ex marine resentido o de un ex agente de la CIA?
Pues no... La autora es la periodista estadounidense Amy Goodman, de la emisora Democracy now! Si le interesa leer el texto completo pulse aquí: "The US war on journalists" (en inglés).

1 comentario:

  1. Pues, la verdad, no me sorprende nada la información. No es que ya lo supiera, pero como que me parece tan natural, dada la naturaleza de las acciones bélicas de los EE.UU. de los últimos años, como el agua que cae del cielo.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.