02 junio 2008

Rodríguez Zapatero entrevistado: Confirma su centrismo y nada sustancial dice

Hoy, en la entrevista a la que se ha sometido en la Cadena Ser, Rodríguez Zapatero ha sido generoso al dejar meridianamente claro que sus criterios ideológicos son de centro... Aunque [esto no la ha dicho él] tirando más al conformismo que a la transformación.
Retórica
De entrada y acaso para no defraudar a los amigos de hablar con inteligencia electoral, el presidente ha recurrido a la retórica: «La solidaridad es el mejor y más abundante ingrediente de un cóctel de Gobierno»; frase que también podrían pronunciar Ibarretxe, Llamazares, Mas, Rajoy, aquí citados por orden alfabético, y casi todos los demás líderes partidarios.
Es decir, no mojarse.
Hasta Esperanza Aguirre, que está privatizando la sanidad pública, hace declaraciones igual de bonitas... ¡O más! Pero, ¿solidaridad con quién?, ¿con los saharauis o con Mohamed VI?, ¿con los asalariados o con las eléctricas? No lo precisó. Pero lo cierto es que tampoco se lo preguntaron.
¡Fútbol!...
"El problema de la selección [de fútbol] es de confianza, no de sus jugadores. Tienen que convencerse de que son los mejores" (¿?), ha teorizado el presidente. Lo único de lo que sí estamos convencidos todos y lo único que sí sabemos todos es que esos representantes de España (¿?) cobran en un mes lo que un asalariado medio en un año, o más, y que los clubes privados de fútbol profesional adeudan cientos de millones de euros a la Hacienda pública y a la seguridad social... Pero de esto nada dijo Rodríguez Zapatero, ni tampoco se lo preguntaron.
Ilegalidades
Rodríguez Zapatero también ha afirmado que «intensificaré la exigencia a las comunidades autónomas» que incumplen la Ley de Dependencia; ilegalidad en la que incurre, entre otros, el Gobierno de la comunidad de Madrid, que ha dado pruebas sobradas de que el respeto que tiene por las leyes es comparable al que le prestan los anti-sistema… ¿Respetará el Gobierno con igual tolerancia (¿o es cobardía política?) y paciencia (¿más cobardía política?) las protestas anti-sistema que la grave deslealtad institucional de la aguerrida?... Tampoco se lo preguntaron.
Inmigración
Sobre los inmigrantes ilegales, Rodríguez Zapatero ha dicho que «no basta con propuestas voluntaristas», y añadió que así se lo hará saber al presidente Berlusconi... ¿Y qué medidas concretas adoptará para cumplir y hacer cumplir la Declaración de Derechos Humanos de Naciones Unidas?... No lo dijo, pero tampoco se lo preguntaron.
Modelos
A la pregunta de cuáles son los dirigentes políticos que más admira o respeta, Rodríguez Zapatero ha contestado citando a Sócrates (primer ministro portugués), Clinton (ex presidente de EE UU) y Sarkozy (presidente de la República Francesa)… ¿Cómo explicar la contradicción que supone que un socialista o socialdemócrata cite a dos de esos personajes como modelos políticos?... Tampoco se lo han preguntado.
La obsesión vasca
¡Por fin una respuesta inequívoca! Rodríguez Zapatero ha calificado de ilegal e irrealizable el referéndum que se propone convocar el Gobierno vasco; pero el presidente ha incurrido en un desliz conceptual que es típico en los nacionalistas españoles (o españolistas) al hablar del referéndum de Ibarretxe o del PNV, pues ha evitado reconocer que ese proyecto de referéndum parte de una institución del Estado español: el Gobierno autónomo vasco, ¡no es un acto personal de Ibarretxe!... Aunque lo cierto es que sobre este detalle tampoco fue preguntado.
Economía
Con relación a la coyuntura económica, Rodríguez Zapatero ha demostrado ser un avezado retórico al clamar que «el pesimismo no crea empleo»... ¡El optimismo tampoco!
En todo caso, lo inquietante desde un punto de vista de izquierda --digo de izquierda, no del PSOE-- es injustificable que no diga alto y claro que las desaceleraciones y las recesiones son cíclicas, consustanciales e inevitables en el sistema económico imperante. Así las cosas, ¿qué diferencia hay entre lo que dice Rodríguez Zapatero --nada-- y lo que dicen los altos cargos de la banca, los grandes consorcios o el Fondo Monetario Internacional?... Pero sobre esto tampoco fue emplazado a pronunciarse.
Los 400 golpes... ¡digo euros!
Y para rematar, Rodríguez Zapatero ha aludido al endeudamiento de las familias y a la prolongada caída de la capacidad adquisitiva de los salarios para defender los 400 euros que Hacienda regalará a los asalariados --por cierto, aquellos cuyo salario es tan bajo que no deben hacer declaración de la renta no recibirán el regalo, ¡curioso!
¿De verdad cree el presidente de Gobierno que esa limosna salva la pérdida de capacidad adquisitiva de las familias?... Tampoco fue preguntado al respecto.
No pisar huevos
Lo dicho, el líder del PSOE es un político de ideología centrista, defensor de criterios económicos conservadores y, en resumen y obviando mixtificaciones, es imposible saber qué piensa exactamente Rodríguez Zapatero, sin menoscabo de que ha demostrado ser un político hábil para no pisar huevos… Mejor dicho, para no pisar los huevos de según quienes.
Lo único que ha dejado claro es que el Gobierno central impedirá celebrar el referéndum que ha anunciado el Gobierno vasco, un asunto que comparado con los problemas que tienen la sociedad española y los ciudadanos en general es justamente lo que es: un absurdo sobredimensionado.
ENLACE a la transcripción parcial de la entrevista y audios: CADENA SER.
DE INTERÉS: "Dinero o democracia. Esa es la cuestión", en AlterEconomía.

4 comentarios:

  1. Perfecta radiografía de una entrevista. No puedo estar más de acuerdo con tu visión.
    Uno de las consecuencias del sistema capitalista es esa evolución hacia el centroque sufren los partidos que quieren ganar unas elecciones. Si nos fijamos en los paises con más de años de democracia, vemos que al final el bipartidismo es el dominante y que las diferencas reales entre los partidos son meramente en las siglas y poco más.

    ResponderEliminar
  2. Creo que deberíamos profundizar más en la actitud de los votantes.
    El pro centrismo de los partidos --sobre todo en los de la izquierda europea-- es en gran medida reflejo de una actitud social, la cual, a su vez, se retroalimenta en el plato ideológico de los líderes de la izquierda caviar, que ponen el acento en una serie de prevenciones cuya expresión quizá más genuina es la frase: "Virgencita, que me quede como estoy".
    El problema es que a medio plazo y si el sistema sigue torciéndose --prescinciendo incluso de preceptos capitalistas, los referidos a la relación rentabilidad-producción-- hay sectores (alimentación, energía, transportes...) que podrían colapsarse o ser gravemente deficientes.
    En resumen, Zapatero --como otros socialdemócratas-- están más pendientes de la gobernación y de tapar o disimular deficiencias a corto plazo (mirando de reojo los réditos electorales) que de gestionar con rigor, y esto último exige dejar de poner paños calientes, aunque en ocasiones esto sea impopular.

    ResponderEliminar
  3. ¿a qué pólítico le puede apetecer pasar a la "historia" como aquel que se dedicó a pisar huevo o tocar las pelotas?
    Como bien dices en tu comentario, están más pendientes de tapar o disimular que de aplicar medidas efectivas a largo plazo. Y pensar que podría ser peor. Ahora cuando se me llene la ciudad de peperos .... para después aplicar sus singulares medidas de gobernación.

    ResponderEliminar
  4. Lo que comentáis es cierto. Los políticos prefieren no hacer ciertas cosas por si pierden votos. Pero los votantes también tenemos algo de culpa. Generalizando, creo que las propuestas más de izquierdas tienen menos apoyo popular, es decir, creo que un proceso de derechalización (perdón por la invención) del electorado. De este modo partidos llamados de izquierdas, si quieren ganar, como mucho pueden intentar una política de centro.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.