06 febrero 2009

La política de vivienda del PP hace "buena" la del PSOE

El portavoz del PP en el Senado en materia de vivienda, José Manuel García Ballestero, afirma que el Gobierno ha cometido el error de pinchar la burbuja inmobiliaria sin brindar u ofrecer alternativas…
¿Acaso García Ballestero insinúa que el Gobierno debería habilitar alternativas ¡subvencionadas! para los especuladores y sus cómplices necesarios? Sin olvidar que la oleada de especulación se inició hace ya tres lustros, aproximadamente, de modo que no se trata de un fenómeno nuevo ni generado por el actual gobierno.
Es más, ¿cómo es posible que el representante del PP en la Cámara Alta para un asunto tan enjundioso crea --pensar y saber no son sinónimos de creer-- que el Gobierno ha reventado la burbuja?
La burbuja inmobiliaria, como todas, se ha reventado debido a un proceso que es natural en una economía de mercado. Lógicamente, la pulmonía financiera generada en el desregulado EE UU ha contribuido a reventar esa y otras burbujas. Proceso perfectamente conocido pero que, al parecer, ignora el senador de marras.
¡El PSOE no ha reventado ninguna burbuja!
El Gobierno español, ni el actual ni los anteriores, jamás ha hecho nada para reventar burbuja alguna.
Ciertamente, un PSOE consecuente con sus teóricas ideología y concepción de la sociedad debiera haber reventado esa y otras burbujas --mirando para abajo, no para arriba-- desde que se hizo cargo de la gobernación. Pero no lo hizo porque el PSOE de Rodríguez Zapatero --buenismo puro y duro-- dejó que el mercado se auto-regulara...
¡No se rían, por favor!
Ocurre que en las Españas, incluida la Extremadura que cita el senador del PP, ningún gobierno habido desde 1978 [de lo que ocurría con anterioridad huelga escribir] ha tenido el coraje político ni la decencia ética de plantar cara a los especuladores, incluidos los inmobiliarios.
La sopa de ajo y la demagogia
En su viaje a ninguna parte, el portavoz del PP en el Senado también ha redescubierto América al mencionar que el acceso a la vivienda "está muy restringido, y más para la población joven". ¿Antes no era así?...
Ese y otros alegatos similares provocan que numerosos ciudadanos acaben creyendo que cuando gobernaba el PP los precios de los pisos eran proporcionalmente más baratos que hoy o que hace 25 años… Sin embargo, lo cierto es que los gobiernos de Aznar López han sido los que más y mejor han contribuido al éxito económico de los especuladores y, sobre todo, al desmesurado enriquecimiento de los propietarios de suelo [en 1998 el Gobierno de Aznar López declaró potencialmente urbanizable la totalidad del territorio español].
Para redondear, el PP apuesta --¡a buena hora mangas verdes!-- por construir más viviendas de promoción pública. ¿Por qué? No, no se trata de una apuesta destinada a racionalizar el precio de la vivienda, sino de auxiliar a los perjudicados por el reventón de la burbuja, pues les falta juego. El PP y el PSOE se engañan --¿o acaso mienten a sabiendas?-- al afirmar que construir decenas de miles de viviendas de promoción pública abaratará los precios. Otra cosa, esta socialmente asumible pero inútil a medio plazo, es que subvencionando la construcción se maquillen la sangría de empleos en el sector.
¿Mentirosos o simples ignorantes?
El precio de la vivienda se está abaratando, aunque lentamente, porque hay exceso de oferta y porque la banca ha restringido la concesión de hipotecas. Pero el PP y el PSOE quieren aumentar la oferta. ¿Para qué?, ¿acaso para que haya más pisos en desuso?
Existe un riesgo por el que la banca contribuye a impedir que los precios bajen a niveles racionales: Si el precio de la vivienda se abarata demasiado habrá bancos y cajas que perderán millones y millones de euros en sus activos, tan grande sería el impacto en las contabilidades de la banca que numerosas entidades quebrarían.
Especular es mas rentable que crear riqueza
Así las cosas, en plena recesión y con decenas de miles de viviendas vacías en toda España, lo que revela que hay miles y miles de millones de euros enterrados en especular en vez de haber sido invertidos en economía productiva, ¡este y otros detalles distancian a España de los países envidiados! Y pese a ello, el PP, el PSOE y sus respectivos aliados en unas u otras autonomías apuestan por seguir apilando ladrillos.
En definitiva y resumiendo, optan por seguir aumentando el PIB por la vía de la contabilidad, que no de la producción.
En fin, la política del PSOE en materia de vivienda es criticable, pero el planteamiento del senador del PP presuntamente especializado en este asunto prescinde de los hechos y de los datos, y todo indica que la intención es criticar por criticar, pulsión esta que empobrece al PP desde hace ya varios años.

3 comentarios:

  1. Dónde están los sindicatos?? Porqué no hay huelgas, movilizaciones para intentar "salvar" los puestos de trabajo?? Vivimos con el miedo a la empresa. Trabajamos tal y como dicen ellos, muchas veces explotados por sueldos insuficientes, y parece que aún nos están haciendo un favor, porque si no lo acatas, cerramos el chiringuito. Los derechos que consiguieron nuestros padres, los estan tirando por la borda sus hijos. Vivimos en una época de conformismo, la cual si,si nos lleva a la crisis.

    ResponderEliminar
  2. Toca un asunto importante y serio para la economía de este país, quizás parte del problema surja de la opción política de crear viviendas para la venta, en lugar de orientarlas para el alquiler.

    Naturalmente que la famosa burbuja inmobiliaria, tiene todas las características de la especulación. Hemos pasado unos años construyendo sin freno, planificación, ni control, con una liberalización del suelo y basando todo a la libre oferta-demanda de precios.

    Se ha inflado un sector, la construcción, como si esta actividad tuviera el secreto del movimiento continuo. Cuando ha llegado el parón, todo el mundo se lamenta, cuando lo que teníamos que haber hecho, es otro tipo de modelo.

    Como por parte de la izquierda, no se ha tenido el valor político de enfrentar la situación, en su día, ahora nos encontramos con la situación que usted retrata.

    Hemos convivido con un modelo falso.

    ResponderEliminar
  3. Desde la aparición de la burguesía en España a mediados del siglo XIX, principalmente como consecuencia del desarrollo de la industria y el comercio, invertir en capital inmobiliario en lugar de en trabajo ha estado bien visto y se ha recomendado sobradamente en este país, al contrario que en el resto de Europa. De aquellos lodos... Unha aperta.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.