31 agosto 2011

Entre los rebeldes abundan las imposturas y ex altos cargos de Gadafi

Sin ánimo de defender el régimen de Gadafi, en las noticias y opiniones que se difunden del laberinto libio son evidentes dos cosas: la intoxicación informativa y la defensa de los intereses de las grandes petroleras, con las multinacionales italiana ENI y la francesa Total a la cabeza. La guerra mediática ya la ha ganado Occidente; mejor dicho, las multinacionales de Occidente:
«[Hay] Quebranto de las resoluciones de Naciones Unidas debido al apoyo explícito [esa institución da] a los rebeldes que luchan por acceder al poder, entre los que se encuentran algunos líderes de dudosa legitimidad: militares y algunos ex ministros de anteriores gobiernos de Gadafi».
«Hoy en Libia hay una guerra civil que se puede perpetuar, pues son diversos los clanes internos que han dado su apoyo a uno u otro bando. Esto ha obligado a la coalición internacional ha prolongar indefinidamente la intervención militar. Mientras, EE UU da muestras de cansancio y anuncia su retirada de la coalición internacional para que el peso de la misión lo asuman los aliados europeos.
«Una vez más, se ha empezado una intervención militar dónde los objetivos iniciales se han modificado y ahora no se sabe cómo salir del conflicto. Una vez más, el mal producido por la guerra es muy superior del que se deseaba impedir».
MÁS detalles, en Centre Delàs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.