22 julio 2007

El "precio legal" de sobar a siete mujeres contra su voluntad es de 22.000 euros

Un médico que ejerce en Madrid, cuya identidad ha sido excepcionalmente protegida, ha sido condenado por siete delitos de abusos sexuales al pago de una multa de 22.000 euros… 
El profesional de la Justicia que ha dictado tan leve castigo es el titular del Juzgado de lo Penal número 19 de la capital del reino.
El médico de marras cerraba la puerta de la consulta y ordenaba a las pacientes que se desnudaran con independencia de que alegaran tener un resfriado, dolor de cabeza o una torcedura en el tobillo; luego, con la excusa de dar un masaje reparador, el tipo se dedicaba manosear pechos, piernas, culos, entrepiernas...
Los hechos denunciados, juzgados y tan benignamente condenados acontecieron durante los años 2003 y 2004 en el centro de salud del barrio madrileño de Puente de Vallecas.
Las denunciantes sólo fueron siete mujeres, pero la acusación particular calcula que las perjudicadas fueron varias decenas.
La sentencia no establece una inhabilitación ni que las víctimas sean indemnizadas, motivos por los que la acusación particular ya ha anunciado que recurrirá para insistir en que el reo merece mayor castigo, que indemnice a las víctimas y sea responsable subsidiaria la Consejería de Sanidad de Madrid.

5 comentarios:

  1. Si salen jueces como churros, la consecuencia es que sus sentencias serán churreras, ¿no? Por desgracia, claro. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tengo la suerte de haber crecido en un ambiente no religioso. Mis padres no han sido nunca creyentes y yo he tenido la libertad de decidir. Siempre agradeceré a mi familia esta postura. Pero quizá la ausencia o vinculo "religioso" hace más difícil que pueda entender sucesos como el de tu post.
    No entiendo nada, voy de la perplejidad al cabreo más apoteósico, sigo con la indignación y ya agotada desisto.
    ¿Cómo es posible tan poca vergüenza y moral? ugggggggggg,
    Hoy es día de misa. Amén

    ResponderEliminar
  3. Ooooooojo, no hay que disparar contra todo juez que se mueva (en sentido figurado, claro). Hay que ver qué dice la ley.

    ResponderEliminar
  4. A Pirata Bravo: ¿eres juez, o abogado?

    ResponderEliminar
  5. Un colega de trabajo, que es abogado, me decía que la justicia no funciona no por el sistema, sino por las personas. Quizás en este caso lleve razón.

    Seguro que al juez le encantaría que su mujer fuese a este médico...

    En fins..

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.