08 enero 2008

La prostitución mueve en España 18.000 millones al año

La jodienda no tiene enmienda y la prostitución, tampoco.
El de la venta de carne es un asunto que casi nadie osa tocar, ni siquiera el más antiguo partido político de las Españas: la Iglesia Católica; cuya moral exige demonizar la Educación para la Ciudadanía al tiempo que mira para otro lado cuando se organizan excursiones a Suazilandia para ver un reparto de jóvenes vírgenes.
Pero no hace falta viajar a Suazilandia para aprender a comercializar carne, hay fórmulas más inteligentes y próximas, al fin y al cabo se trata de un neg-ocio y de unos valores de los que también saben mucho las mujeras del Primer Mundo y todo buen macho de cualquier rincón de la civilizada Europa, ahí está para demostralo un elevado porcentaje de electores del municipio de Toques.
El sexo pude obnubilar y causar rechazo. Y si hay dinero por medio, todas las reacciones y opiniones tienden a ser más extremas.
Por lo general, hay comprensión social cuando alguien decide buscar sexo, sea con o sin dinero de por medio, también hay casos de comprensión judicial a la hora de juzgar a quienes buscan sexo por procedimientos que acaban en los tribunales: ¿recuerda usted aquella sentencia que explicaba una violación aludiendo a la minifalda que portaba la agredida?, ¿o aquella otra que calificaba de venial el manoseo sistemático de mujeres al que se dedicaba un médico en la consulta?
Así las cosas, uno puede afrontar con frialdad la lectura del reportaje de ABC que, significativamente, difunde la web de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (Anela) y que empieza así:
«Páginas y páginas de anuncios en periódicos, líneas calientes, vallas publicitarias, neones en cualquier carretera, internet, cuerpos semidesnudos apostados en las esquinas de las ciudades. El mercado del sexo vive su mejor momento, tal y como lo reflejan las mareantes cifras. Unas 300.000 personas ejercen la prostitución en España», actividad que según Anela mueve solo en España más de 18.000 millones de euros anuales.
«El censo de clubes y locales repartidos por toda la geografía supera los 4.000, según datos policiales. Y eso sin contar el mercadeo en la calle, en pisos y en apartamentos.
«Cuanto más rico es el país, más sexo consume y menos lo ejercen las nacionales. La venta de sexo es de extranjeras», ha precisado un responsable policial.
En los clubes ibéricos las prostitutas españolas no llegan ni al 4 %, incluidas las nacionalizadas. El reducto de las nacionales está compuesto por las acompañantes de lujo o de alto standing, las azafatas o escort, más un reducido grupo de toxicómanas callejeras.
La prostitución no está penalizada --sí el proxenetismo-- porque hay mil y una formas de alquilar el propio cuerpo y, por tanto, prohibirla sería poco menos que un brindis al sol; pero, ¿a quiénes benefician los vacíos legales existentes?... De entrada, a los proxenetas, a ellos seguro.
El debate sigue abierto.
Pulse aquí y lea, abrir los ojos mejora la salud mental.
ENLACE DE INTERÉS:
Borja Ventura, autor de la bitácora BLOG DE NOTAS, elaboró en su día y a petición del Congreso de los Diputados un informe sobre prostitución y medios: "La prensa se forra con las prostitutas", vía APRAMP, web de la organización dedicada a la prevención de la prostitución y al auxilio de sus víctimas, en la que los interesados e interesadas pueden encontrar abundante y valiosa información sobre ese mundo.

7 comentarios:

  1. Sobre la prensa...
    Es una vergüenza que en un periódico tan importante como La Voz de Galicia los anuncios por palabras - y por imágenes reales - de estos servicios ocupen tanto espacio. Y también que en medio de la sección local o lo que sea te anuncien un show lésbico en la fuente.

    ResponderEliminar
  2. Hace ahora un par de años me llamaron del Congreso para participar como ponente en este tema. El motivo era un reportaje que escribí sobre los anuncios de prostitución en la prensa. La verdad es que las cifras son escalofriantes, y lo que pude ver mientras hacía el informe que presenté me dejó impresionado...

    Si queréis echar un ojo a los documentos, los colgué aquí.

    ResponderEliminar
  3. En un mundo ideal se empezaría por meter en chirona a todos los que trafican con mujeres y niños; se rescataría a las extranjeras que estuvieran ejerciendo la prostitución a la fuerza y bajo amenazas, y se multaría a aquellos clientes que usaran sus servicios a sabiendas de que no ellas no eran libres.

    Hecho esto, se exigiría a las personas que sigan queriendo ejercer la prostitución libre y voluntariamente que se hagan autónomas y paguen sus impuestos como todo hijo de vecino.

    Pero me da que todo va a seguir igual.

    ResponderEliminar
  4. bueno, ya sabes, porque lo hemos debatido otras veces, lo que opino de la prostitución. creo que, digan lo que digan, sólo una ínfima parte de las mujeres la practica libremente, y nuestra responsabilidad como ciudadanos es proteger a esa inmensa mayoría que la vive obligada, y, por desgracia en muchísimos casos, en régimen de esclavitud sexual. Así que sí, el cliente prostituidor debería ser penado por la ley, porque les resulta indiferente que esas mujeres estén secuestradas por mafias o no. y, como bien dice hematocrítico, resulta escandalosa la doble moral de los medios de comunicación. me pongo de mala ostia cada vez que tengo que pasar esas páginas de contactos. ¿es que en prensa escrita no hay horario infantil? de verdad que alucino.

    ResponderEliminar
  5. A Borja Ventura: En el "post" he colocado un enlace a tu infome, que ya conocía y que creo que deberían leer más y más editores y más y más periodistas. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. interesantísimo el trabajo de borja. me parece que sí, que deberían leerlo muchos editores y periodistas.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Félix, estoy de acuerdo, debería leerlo más gente. Y no lo digo como ego, ya que el informe se limita a recoger lo que otros que conocen el tema en profundidad escribieron. Uno de los mayores orgullos profesionales que tengo, de hecho, es haber acabado trabajando en el primer medio español que decidió prescindir de estos anuncios.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.