28 enero 2008

Más ideas y menos insidia, más política y menos regalos

La campaña electoral del 9-M --hablar de pre campaña es negar la realidad y supeditarla a un formalismo de calendario-- bate marcas. Lo cierto es que las últimas campañas electorales, una tras otra, baten marcas. Escuchando o leyendo las promesas electorales, uno tiene la sensación de pasear por un zoco medieval, porque intelectualmente medievales son algunas de las propuestas.
"Política", de David Pintor
Con ser grave y políticamente empobrecedor el criterio mercantilista de los candidatos --aunque no todos--, es tanto o más preocupante que la sociedad civil conceda tanta y tanta importancia a las promesas y lo haga de forma acrítica.
Juan Varela (bitácora PERIODISTAS21) ha hecho un breve análisis de la última promesa de Rodríguez Zapatero en “400 euros y una traición”, texto acertado que no precisa añadidos ni mayor detalle. Es un texto que reabre el interrogante que dejó sin respuesta el felipismo: ¿Es el PSOE un partido de izquierda?
..
Genuino derechista, sin complejos
Del portavoz de la triple A, Rajoy Brey, hay pruebas inequívocas de que es un genuino representante de la derecha-derecha, incluso de la derecha extrema; de lo que hay abundante material descriptivo en la Blogosfera, basta entrar en Red Progresista y visitar alguna de sus bitácoras; o bien recalar en 192 muertos-192 mentiras, cuyo autor desnuda magistralmente las barbaridades en que incurren los mensajeros del desastre.
Sin embargo, salvo que los estrategas de unos y de otros recuperen el gusto por la política, sería lógico que los votantes de izquierdas respaldaran alternativas realmente transformadoras (por ejemplo, aquellas que quieren derogar concordatos económico-religiosos que son propios del siglo XVIII) y, por la otra parte, convendría que los votantes racionalmente conservadores se negaran a tirarse al monte y, sobre todo, que rechazaran ir de la mano de la insidia, que es la madre de la inestabilidad.
¿Cuánto resistirá el sistema democrático semejante deterioro?, ¿qué credibilidad política tienen los partidos que dejan de representar ideas y prefieren ser simples agentes comerciales de los presupuestos del Estado o, peor todavía, que ejercen de miserables vendedores de odio?

3 comentarios:

  1. No sé a quién sorprende todo esto. La política española es bananera, un circo al servicio de los empresarios.

    El PSOE ha perdido para mí cualquier atisbo de credibilidad con sus cheques. 210 euros para alquiler, 2500 por niño, 400 si gana.

    MIERDAS. PARCHES PARA ECONOMÍAS DE DERECHAS.

    Con IU en decadencia, la izquierda española se ve cada vez más minimizada e ignorada.

    No obstante, votaré a IU por no votar en blanco... Después de todo, Llamazares será lo que sea pero suele ser coherente en su discurso y no un jodido bananero. Aunque le lama el culo al PSOE.

    ResponderEliminar
  2. Yo, por si a algún político le interesa estoy en venta. Pero lo de los 400 euros me parece demasiado barato. En estos momentos, a menos que alguien me quiera comprar a un precio alto, yo dudo entre votar a iu, no votar o votar en blanco.

    ResponderEliminar
  3. Decir que el PSOE es un partido de izquierdas es erróneo, a lo sumo podría ser llamado "de tendencia" izquierdista, siempre y cuando utilicemos una benigna mirada para juzgar los hechos. Podríamos animarnos a decir que el PSOE es un partido de centro, levemente inclinado hacia la izquierda, si deseamos ser más precisos.

    El post de Impulso al que no diriges, Félix, ¿Es el PSOE un partido de Izquierdas? lo deja bastante claro, recomiendo su lectura para quienes aún no lo hayan hecho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.