30 octubre 2008

El viaje al centro del PP también fracasa en Navarra

Al margen de cuestiones puntuales --léase la dependencia que UPN tiene del PSOE navarro para seguir gobernando--, la ruptura del matrimonio Unión del Pueblo Navarro-PP es un eslabón más en la cadena de hechos que demuestran que el partido conservador sigue condicionado por la triple A.
Lógicamente, el PP ha optado por crear su propia estructura territorial y, lógicamente también, el primer afiliado al refundado PP navarro es Ignacio del Burgo, político que ya ha demostrado en varias ocasiones su catadura ideológica.
En definitiva, el PP-línea bronca --que sigue vivo y coleando-- sigue empeñado en dejar libre el centro para satisfacción electoral del PSOE.
NOTA:
¿Casualidad?: Hoy, a medio digerir el divorcio UPN-PP, ha explotado una bomba en el recinto de la Universidad de Navarra. El artefacto, según todos los indicios, ha sido colocada por ETA, cuya actividad beneficia una vez más a quienes hacen política con los sentimientos --incluido el odio-- y la visceralidad más ramplona. Llegados a este punto, es razonable colegir que ETA está interesada en mantener viva la llama del españolismo más chabacano, pues nada mejor que tener un enemigo claro para reafirmar las propias creencias.

1 comentario:

  1. Yo no esperaba la ruptura entre el PP y UPN. Ambos pierden con ella. Y los beneficiados son, creo yo, PSN y, sobretodo, NaBai.
    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.