08 noviembre 2008

En España hay medio millón de familias en riesgo de desahucio

Si no se adoptan soluciones a corto plazo, medio millón de familias podrían ser desahuciadas a lo largo de los próximos años, han advertido la Unión de Propietarios de Viviendas Familiares Hipotecadas (UPVFH) y la Asociación América-España de Solidaridad y Cooperación (AESCO), centrada esta en la situación de los inmigrantes.
Las cifras manejadas por ambas organizaciones --que están realizando un trabajo que debería haber asumido la Administración-- son el fruto de más de ocho meses de recogida de datos con la finalidad de elaborar alternativas para solventar el drama hipotecario que se avecina, que tendrá especial impacto entre los inmigrantes que fueron animados a firmar préstamos hipotecarios cuya amortización es prácticamente imposible: la versión hispana de los subprime (los créditos basura estadounidenses).
..
Tarde, mal y arrastras
El Gobierno ha anunciado esta semana una serie de ayudas para aplazar el pago de las deudas hipotecarias que no superen los 170.000 euros (28 millones de pesetas).
UPVFH y AESCO han subrayado la incoherencia que supone que en el Estado español existan un Fondo de Garantía Salarial y un Fondo de Garantía para los Vehículos y, en cambio, siga sin ser creado un fondo de garantía hipotecario pese a que la vivienda, según la Constitución de 1978, es un derecho fundamental y, por tanto, su adquisición no debería estar sometida a especulaciones, a la obtención de beneficios desorbitados, a prácticas usurarias ni a intereses que dependen de vaivenes bursátiles que escapan al control del Estado.
En este punto es obligado resaltar que en casi todos los países del Occidente más desarrollado --con especial rigor en los que prima el derecho anglosajón, Estados Unidos y Gran Bretaña-- cuando un banco se queda con una vivienda debido al impago de la hipoteca la deuda queda saldada, al margen del dinero que la entidad financiera pueda obtener por la venta o alquiler del inmueble.
Por el contrario, en España el banco se queda con la vivienda y además tiene derecho a cobrar la posible deuda pendiente ¡más intereses! En gran medida, esta es una de las características que han dotado al sistema bancario español de esa solidez (¿?) de la que tanto alardean el Gobierno y el Banco de España.
¿Qué hacen al respecto los legisladores, diputados y senadores? Nada.
El presidente de Gobierno español estará en la cumbre del G-20, o eso dicen, en la que será refundado el capitalismo --¿usted se lo cree?--; sin embargo, en lo tocante al mundo inmobiliario el sistema jurídico-financiero español es más anti-social que el modelo de capitalismo liberal imperante en EE UU.
La banca española es sólida, o eso parece, porque goza de prerrogativas que son impensables en los países del G-8, la quintaesencia de ese capitalismo que está a punto de ser refundado...
..

1 comentario:

  1. Arrepiante dato Félix. Descoñecía que fose un número tan elevado. Gracias pola información. Moi bo o artigo, na túa línea, como sempre.

    Un saúdo, compañeiro
    Carpe Diem

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.