22 octubre 2009

Los legisladores no se enteran de los "delitos" de cuello blanco

«Los grandes procesos contra la delincuencia financiera de esta década han concluido en archivo, sin necesidad de llegar a juicio, como el descomunal fraude fiscal atribuido al presidente y otros ejecutivos del Banco Santander, o en absoluciones, como las cuentas secretas del BBVA en la isla de Jersey --con el correspondiente fraude fiscal--, los fondos de pensiones contratados por los consejeros de esa entidad con cargo a dichos fondos, el tráfico de influencias en la Bolsa del actual presidente de Telefónica, y así sucesivamente (...)
«El Tribunal Supremo llegó a justificar una de las muchas absoluciones invocando "la absoluta libertad de mercado". Esa ideología neoliberal está penetrando cada vez con mayor fuerza en la magistratura y los resultados están a la vista...»
No es el texto de un activista anti-sistema, ni de un intelectual que se mueve fuera de los círculos de la buena sociedad. Son palabras de un jurista de orden, pero que observa la realidad sin miedo y que piensa... ¡No como otros!
MÁS, en "¿Y el poder judicial?", por Carlos Jiménez Villarejo, en El periódico.

2 comentarios:

  1. Se nota un tufillo a corrupción que tira patras.

    ResponderEliminar
  2. A Toupeiro,
    Cierto, pues ultraliberalismo y corrupción mantienen excelentes "relaciones"; no en vano el darwinismo social justifica aquello de "tonto el útimo" y el "yo primero y al siguiente que le den", y llegados a este punto los escrúpulos éticos y legales no existen.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.