17 octubre 2012

Juicio del "Prestige": El pan se ha quedado duro y no hay quien lo trague

En plena campaña electoral del 21-O se inicia la vista oral del juicio por el desastre medioambiental causado por el hundimiento del Prestige [este casual debería ser enunciado al revés, pues el 21-O fue convocado cuando la Justicia ya había fijado la fecha del juicio. Que cada cual interprete la coincidencia como prefiera o le interese]. ¿Qué es eso del Prestige?, podría usted preguntar en buena lógica, pues el hundimiento de ese buque-tanque ocurrió ¡hace ya 10 años!
Esos diez años constatan que el suceso no es actualidad reciente, ¡ya es historia! Pero en el Reino de España, quizá porque está mal visto conocer la Historia, en su día alguien debió decidir que convenía crear historias con hechos posteriores a 1975 para evitar que las gentes se interesaran en exceso por la Historia...
..
El juicio apenas concita "interés electoral" 
El juicio no se celebra en un exótico país ajeno a la civilización, ¡que va!, se celebra aquí, exactamente en A Coruña, en una Galicia en la que los ciudadanos mayores de 18 años que decidan votar el próximo domingo revalidarán --salvo sorpresa-- la mayoría absoluta que posee en el Parlamento Galego el mismo partido que gobernaba en Santiago y en Madrid cuando la autoridad competente se limpió con la opinión de los técnicos y rechazó conducir el averiado petrolero a una ría para evitar que el temporal lo despedazara. 
¡Diez años después!, el meollo del asunto se ha desleído y las autoridades no están interesadas en dilucidar sin sombra de duda quién canastos y por qué narices decidió enviar el petrolero al ojo del huracán. Eso ya es lo de menos, pontifican algunos con desparpajo y carencia absoluta de vergüenza... En este juicio, pues, lo complementario ya es sustancial y lo sustancial se ha olvidado, tergiversado u ocultado.
Diez años dan para plantar una buganvilla y que ramifique tanto y tanto que 3.650 días después es difícil distinguir el tronco vital de los que pueden ser podados sin riesgo alguno.
A la españolísima singularidad del tiempo transcurrido se suma otra tanto o más chocante: en el banquillo de los acusados se sientan el capitán y ¡el jefe de máquinas! del buque-tanque, pese que en ningún momento se tuvieron en cuenta sus opiniones en la decisión final de la autoridad competente; más el entonces director general de Marina Mercante, que en rigor tampoco es quien decidió poner proa al desastre --aunque fuera quien dio la cara.
..
El "ombligo" de Francisco Vázquez  
Pocas horas antes de empezar la vista, un ex líder político ha sufrido un arrebato de sinceridad [aunque en su caso fuera la sinceridad del político cínico] al reconocer que él presionó a la autoridad competente para que actuara como un vulgar echao palante y enviara el Prestige a luchar contra la tempestad, rechazando de plano la posibilidad de poner a salvo el buque averiado en la rada coruñesa.
La actitud del entonces alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, es muy probablemente el mas fiel ejemplo de la estrechez de miras y del desprecio por el saber científico-técnico que caracterizó la toma de decisiones de quienes están para servir, no para mandar el toro de vuelta al chiquero [esta alusión es un homenaje a Francisco Vázquez, salvador económico de la feria taurina de A Coruña; ¡perdón!, de La Coruña...]
¡Diez años después!, a la mayoría de los ciudadanos gallegos apenas les importa lo que se diga, lo que se deje de decir y lo que se silencie en la vista oral, máxime teniendo en cuenta que quienes tomaron la decisión de enviar el Prestige a una muerte segura ya han sido exonerados.
Por cierto, en A Coruña todavía hay actividad en el escenario del Colón y en el lamentablemente infravalorado Centro Dramático de Galicia; de manera que en lo tocante a teatro los avecindados en la conurbación coruñesa no necesitábamos improvisaciones pseudoartísticas y, para colmo, el guión del espectáculo judicial de marras es pan reseso y el desenlace está cantado.
¿Qué más decir del juicio?... Quizá sea útil recurrir a otros sucesos, por ejemplo: El albañil muerto en la obra es declarado único responsable de haber subido al tejado sin arnés y matarse diez pisos más abajo, nada indica que quien dio la orden de que se jugara la vida so pena de ser despedido tuviera influencia alguna en el desgraciado accidente...
INFORMACIONES y análisis de interés:
* "Catástrofe del Prestige", dosier de El país;
* "El Prestige sale a la superficie", en ARCO IRIS.
* "Evitarmos outro Prestige", introducción y enlace al informe de Adega;
* "Memoria da catástrofe do Prestige", en GALICIA CONFIDENCIAL;
* "Os negocios sucios do fretador do Prestige", en GALICIA CONFIDENCIAL;
* "O xuízo do Pretige", dosier de PRAZA PÚBLICA;
* "Quen é quen no xuízo do Prestige", en GALICIA CONFIDENCIAL;
* "Se abre el telón", por Antón Luaces, en Faro de Vigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.