24 marzo 2007

La tuberculosis mata a 1,7 millones de personas al año, pero...

Tanto se abusa del día mundial de, que a ese tipo de recordatorios apenas se les presta atención. Suenan a cantinela. Hoy, sábado, 24 de marzo, es el Día Mundial de la Tuberculosis
Pero la tisis es asunto que no vende. Está de moda hablar de Otegi, amén de la ETA... ¡Qué más da que no haya pruebas para condenarlo!... ¿verdad?
Hoy es el Día de la Tuberculosis, que cada año mata a más de millón y medio de personas.
Pues bien, uno tiene la convicción de que el poderoso avance de la tuberculosis en España es mucho más preocupante que la existencia de personas que aspiran a una Vasconia independiente --cosa tan legítima como elegir entre carne y pescado.
Uno tiene la convicción de que el avance de la tuberculosis merece mucha más atención que el patético alboroto que día sí y día también artilla el PP en torno a lo que sea, ayer tocó arremeter contra los fiscales, a los que conviene criticar cuando hay motivo, no porque no hagan lo que a uno le plazca...
Sólo en España, según los datos de la Sociedad Española de Neumología, cada año se detectan unos 10.000 nuevos casos de tuberculosis. En el ámbito planetario, cada día mueren entre 4.000 y 5.000 personas por causa de la tuberculosis.
Datos provisionales indican que en 2006 el bacilo de Koch --¡unido a la ausencia de medicamentos adecuados y asequibles!-- mató a 1.700.000 humanos, ¡muchos más que por causa del sida! Pero como ninguna estrella de cine se ha muerto de tuberculosis…
No, no sería justo infravalorar la lacra del sida; pero, al parecer, en el mundo de las enfermedades también hay clases, modas, arrebatos mediáticos, atractivos mundanos... Es otra manifestación de hiperrealidad, que diría Baudrillard.
En fin, hoy es el Día Mundial de la Tuberculosis --¡que no de ETA!, por mucho que el PP se empeñe en celebrar cada 24 horas el Día Mundial de ETA--, y bueno sería que los políticos se dedicaran a resolver problemas en lugar de cultivar el alboroto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.