17 octubre 2007

El español "de verdad" prefiere John que Joan, Jon o Xoán

Los ciudadanos españoles de cultura catalana cuyo patronímico es Josep Lluis se llaman Josep Lluis, al igual que al extremeño o murciano que se llama Juan hay que respetar su nombre en vez de cambiárselo por Joan o Xoán cuando recala en Cataluña o Galicia, respectivamente.
Negar obviedades como que Josep Lluis se llama Josep Lluis es tan absurdo como provocador. Conozco personas que se llaman Peronella (Petronila), Xurxo (Jorge), Jon (Juan), etcétera... ¿Acaso todos debemos estar registrados en castellano?
¿Qué haremos con los Jonathan, Kevin, Jessica, etcétera? ¡Ah, los patronímicos ingleses sí son políticamente correctos!...
¡Acabáramos!
...Y este actor no era
Robert Taylor, sino
Roberto Sastre  
A quien esto escribe también le pareció excesivamente correoso el ademán de Carod-Rovira en el programa Tengo una pregunta para usted, pero fue educado y respetuoso.
A uno (o a una) puede repugnarle o atraerle el independentismo, pero las animadversiones --las que sean-- no dan derecho a meter idiomas y partidismos en la coctelera y agitarla para desbarrar.
A nadie sensato se le ocurriría defender la tesis de que al actor norteamericano que admiraba a los boinas verdes hay que llamarle jon vaine, tal cual, o referirse a Wahsington diciendo vasington.
¿Es más fácil pronunciar yon uaein que yusep lluis?
Ocurren dos cosas, como mínimo: Primera, hay quienes disfrutan provocando y alimentado la crispación y segunda, al ciudadano que prefiere no pensar demasiado sólo le gustan los políticos simpáticos y los políticos simpáticos --o que creen serlo-- se dedican a jalear tonterías.
..
TEXTOS relacionados:
"No me llamo José Luis", y la torna en "Carod me cambia a la fuerza".

5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con no traducir nombres aunque también ha de disculparse la mala pronunciación del que no sabe el idioma (y esto lo digo por mí), el exceso de patriotismo pasa a ser patrioterismo y se diferencian en la misma medida que un hincha normal de fútbol se diferencia de un barra brava o de un hooligan.

    Sin embargo me cuesta entender el afán separatista que existe en ciertas regiones de España, como me cuesta comprender que una persona no pueda opositar en Barcelona si no habla catalán pero un barcelonés si pueda opositar en otras comunidades españolas hablando solo el español porque aquí es evidente una ley desigual, como diciendo que todos somos iguales, solo que algunos somos más iguales que los otros.

    Desde pequeño en mi país me hablaban de la Madre Patria, la Madre Patria para un argentino es España, y España para un argentino es eso que siempre hemos visto en los mapas. ¿De donde nace el deseo de separarse de los vascos y de los catalanes? Jamás lo supe, sin embargo no creo equivocarme demasiado al creer que quienes fomentan la independencia de estas provincias del resto de España lo hacen con el afán de conseguir poder político o determinados privilegios (subsidios, excenciones impositivas, etc.)

    Sin embargo me cuesta creer que la mayoría de los catalanes y de los vascos deseen separarse del país que son, es decir, España. Tengo, más bien,, la creencia de que algunas minorías suelen ser muy ruidosas y se escuchan muchísimo más que la mayoría que por lo general no habla hasta que no le aprieta el zapato. También pienso que si en el ánimo de todos los vascos y catalanes existiese el deseo de una separación real y el conseguir su independencia hubiesen hecho ya una revolución pacífica o armada pero, y esto es un hecho, eso no ha pasado.

    Supongo, como bien dice alguno en una respuesta en la página donde figura la entrevista de marras que los galeses no andan pretendiendo separarse del resto de Inglaterra, ni creo que para opositar en Gales sea excluyente hablar el galés. Es correcto que una comunidad determinada se preocupe por conservar sus tradiciones, sus dialectos, su cultura, más suena patriotero y chovinista quien pretenda que el dialecto (o idioma, para no ofender a las almas sensibles) se equipare a la lengua oficial del país y, lo que ya entra dentro de lo que llamaría
    "privilegio",que los mismos que obligan a aprender su dialecto no aprendan los demás dialectos para opositar en las otras regiones. O para todos igual o no hay justicia (no hablemos de ley, no caigamos en el viejo error de confundir la ley con la justicia).

    Se hace extraño, sigo diciendo, para un extranjero el ver como un país de inmenso potencial se deshace en discusiones que deberían haber quedado atrás hace muchísimo tiempo aunque también comprendo que el franquismo evitó se madurasen estos temas quedando todo en un parate hasta nuestros días, donde vuelven a efervescer por motivos seguramente partidistas y/o egoístas.

    España, como Italia, Francia, Alemania y demás, es un país que nace de la fusión de reinos independientes y que a lo largo de más de 500 años alcanza una identidad territorial reconocida en todo el mundo. Esto es algo que un español de Oviedo, Sevilla, Granada, Madrid, Lugo, Santander o donde sea reconoce, y que resulta increíble que dos comunidades autónomas (no me acostumbro a llamarlas así y a veces se me escapa lo de provincia pero espero sepan disculparme)no lo hagan, y que utilizando la idea de separación consigan un trato más favorable, casi como la retribución a un chantaje. Sería muchísimo más conveniente para todos el aprender a convivir en unidad como han hecho los franceses, los alemanes y los italianos en lugar de querer retroceder la historia.

    Me gustaría que alguien con más conocimiento de causa me explicara el porqué de esta situación, las razones lógicas (las ilógicas no, porque seguramente son las que mas abundan) que se esgrimen para defender la idea separatista y todo lo concerniente a este tema.

    Desde ya quedaré agradecidísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. como siempre, un análisis excelente. yo también creo que debe respetarse el nombre de las personas, y seguro que ese ciudadano llamaría joshua o kevin a cualquier actor de moda sin ningún problema.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que estoy de acuerdo contigo. Mi análisis de lo ocurrido en el programa de TVE "Tengo una pregunta para usted" fue claro desde el principio. El señor Carod Rovira tiene derecho a que se le llame por su nombre: Josep Lluis. Ese es el nombre que aparece en su carnet de identidad y así debe llamársele. Aunque quizá las formas no fueron las adecuadas, peor me pareció la incansable necesidad de determinadas personas, movidas por determinadas ideologías, de hacer herida con estas cosas. Porque no me negará nadie que el chico que le preguntó llamándole José Luís lo hacía no porque no supiera hablar el Catalán, sino para, llamándole así ridiculizarle, insultarle y hacer herida con ello. No comparto muchas de las ideas de Carod, pero estoy de acuerdo con él en el respeto del derecho de cada uno a llamarse como quiera y a que le llamen como se llama.

    Dejo una reflexión más al hilo de este tema, a ver que os parece: El Rey se llama Juan Carlos I... he visto en muchas placas por Cataluña "Inaugurado por Joan Carles I"... ¿si el Rey se llama Juan Carlos... por qué en Cataluña lo llaman Joan Carles...? Lo dejó ahí...

    ResponderEliminar
  4. Pablo, tienes razón. Aplicando los criterios del respeto, la co-oficialidad de lasdistintas lenguas de las Españas y normasbásicas de educación y cultura, si el rey se llama Juan Carlos así debería constar en todos los territorios que administra el Estado español. Introducir en este asunto y otros similares elementos partidistas y consideraciones políticas obedece a intenciones que todos conocemos, o bien a ignorancia.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, yo me sumo. Carod es insufrible, pero si se llama Jusep Lluis, pues se llama así.
    Ese interlocutor, que parece que aprende de las estúpidas estrategias zaplanísticas, lo único que hace es darle ventaja a Carod en la discusión. Es como si se dejase comer las torres, mas le vale que sepa como seguir.
    Igual que los tontainas (no quiero explayarme en adjetivos de las juventudes fascistas) que salieron a quemar fotos de Carod, muy machotes, y con cara de "a ver que haces ahora". Y luego él tiene el argumento perfecto para responderles a los que le espetan sobre la quema de fotos del rey: "También han quemado fotos mias. Me parece mal, pero no es para tanto"

    Un apunte: como se puede leer en el artículo del ADN, y que sabemos aunque quizás se nos olvida: son "las personas elegidas por la empresa TNS-Demoscopia (SOFRES)".
    Esa representación popular está organizada por una empresa. Nuestra voz ya está bastante controlada, que estos programas que no son mucho mas que un gran hermano no se conviertan en la verdad sobre el interés popular ni el supuesto diálogo de los dirigentes con las bases.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.