25 enero 2008

¡Increíble!: Un tipo estafa 4.900 millones de euros a un banco

Dar por ciertas la versión del banco y la sorpresa que el episodio ha causado
en la dirección de la entidad exige un notable ejercicio de ingenuidad 
..
La portavocía del banco francés Societé Générale (SG) ha informado de que la entidad ha sido víctima de un presunto fraude que asciende a 4.900 millones de euros. La ilegalidad fue detectada el pasado día 19 y el presunto autor, Jérôme Kerviel, era uno de los operadores encargados de gestionar la cobertura de los "futuros bursátiles" que se compran y se venden: operaciones especulativas (apuestas) sobre la evolución de los valores con la única finalidad de rebañar dinero.
Una vez identificado el responsable teórico de tamaña estafa (¿o se trata de una pérdida causada por una serie de apuestas mal planteadas?), los responsables de SG optaron por interrogarle y descartaron denunciar.
¿Por qué? Porque «la prioridad era cerrar las posiciones de SG en los mercados» (¿?), cosa que el banco realizó entre el lunes y el miércoles pasados: «De no haber actuado así --ha añadido Daniel Bouton, presidente de la entidad-- las pérdidas podrían haberse multiplicado».
Los efectos de lo sucedido van más allá, pues a los 4.900 millones de euros desaparecidos hay que añadir una depreciación de activos calculada en otros 2.050 millones de euros, derivada --siempre según Bouton-- de la crisis de las créditos basura con las que la banca estadounidense jugó y se engordó durante varios años para luego endosar el muerto en el sistema financiero internacional.
Pasividades incomprensibles
Sede de SG, en el parisino barrio
futurista de La Defense
El esperpento que se vive en la Francia financiera es mayúsculo porque, para colmo, un portavoz del Banco de Francia (banco central de la República) ha reconocido que fue informado inmediatamente de «esa malversación y de sus consecuencias».
¿Y qué ha hecho la entidad estatal? De momento, nada.
Mientras tanto, Kerviel y Bouton siguen tan panchos pese a que han desaparecido 4.900 millones de euros.
¿Qué confianza merece un banco que tras sufrir una estafa de 4.900 millones de euros se limita a interrogar al presunto responsable, lo despide y permite que se marche a casa porque hay que cerrar las posiciones de la entidad en las bolsas?
Esta historia de finanzas-ficción dará mucho que hablar. Cabe reseñar que ya hay, que se sepa, al menos un perjudicado por las apuestas bursátiles que ha denunciado los hechos, aparte de la investigación que ha iniciado la Procuraduría (fiscalía).
Sin denuncia de parte, ¿habría salido a la luz este chocante episodio?
INFORMACIÓN más detallada, en Yahoo! Actualités, Challenges (ambas en francés), Público y Soitu.
..
ACTUALIZACIÓN (26 enero 2008):
El presunto estafador ha sido detenido y agentes de la policía financiera francesa han registrado su domicilio y varios despachos de la sede central de Societé Générale. La mayoría de los expertos, analistas y economistas que opinan --y piensan sin miedo-- cuestionan la tesis de que un operador, solo y sin ayuda, haya ejecutado un desaguisado de 4.900 millones de euros.
Si es cierto que un solo individuo puede perpetrar semejante acción, lo ocurrido prueba de forma inequívoca que el sistema financiero imperante supone una grave amenaza para la estabilidad económica, social y política de Occidente.
ENLACE de interés: "Pobre Jérôme Kerviel", en la bitácora EL ESPECULADOR.

2 comentarios:

  1. Dudo que se pueda considerar una estafa, más bien un uso y abuso de cargo o de confianza.
    El banco desde luego deja mucho que desear, sus sistemas de control y su forma de actuar al descubrir la manipulación de sus inversiones, da para pensar un raro largo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Por empezar no creo que haya estafado al banco y haya quedado indenme. Si no ha sido denunciado es porque la estafa es indemostrable, cosa imposible porque se ha descubierto, o porque no ha existido delito de estafa sino un error en las apuestas a futuro realizadas por el banco. Dicho de otra manera, me parece que inviertieron donde no debían hacerlo y que echándole la culpa a una persona tratan de lavarse las manos ellos.

    Y no, el banco no es fiable. al menos no son fiables quienes trabajan en el departamento de inversiones porque entre lo que perdieron por las subprime y esto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.