15 enero 2008

La Iglesia Católica limita la libertad personal de los curas

El sacerdote responsable de las parroquias de Santa Maria de Corcó, Tavertet y Sant Bartomeu Sesgorgues, Jesús Miquel Silvestre, dispone de ordenador personal y conexión a internet, pero, ¡sorpresa!, tiene bloquedo el acceso a determinadas ePáginas.
Extrañado, el párroco se puso en contacto con la empresa suministradora de su conexión ADSL, Telefónica, que le informó de que el bloqueo fue ordenado por el obispo de Vic.
Cabe intuir que el filtro impuesto por la diócesis tenía por objeto proteger la integridad moral del cura, impidiendo que accediera a ePáginas de sexo, por ejemplo, y a las web del PSOE, PCE, CNT y demás satanes ideológicos; incluso sería ¿comprensible? que sus superiores le prohibieran entrar en ePáginas de islamistas, de cienciólogos, de luteranos, etcétera.
Pues no es así ni con esos fines, resulta que la censura del obispado está específicamente destinada a impedir que el sacerdote visite ePáginas de organizaciones y colectivos católicos heterodoxos, progresistas o que sencillamente pongan el acento en aspectos sociales, como es el caso de los partidarios de la Teología de la Liberación.
En fin, otra demostración de la tolerancia y el respeto a las personas de los que hace gala la Iglesia Católica, Apostólica y Romana que hoy con tanto esmero dirige Benedicto XVI.
INFORMACIÓN puntual del caso, en el periódico Regió7 (cat).

5 comentarios:

  1. Luego, los intolerantes somos los demás.
    ¡si es que no tienen vergüenza!

    Y así les va, por otro lado, que parece que no han evolucionado nada desde el Medioevo.

    ResponderEliminar
  2. Yo alucino... aunque en el fondo supongo que todas las "empresas" instalan filtros en sus accesos a internet por razones de seguridad o política de empresa, lo que me parece absolutamente denigrante es un "autobloqueo selectivo" de las lineas más progresistas... como si en el PP bloquearan la opinión de sus líderes más liberales (alguno debe haber)... o en el PSOE con los más católicos (de esos seguro que más de uno hay).

    Acabo de quedarme sorprendido con el paralelismo que yo mismo he hecho mientras escribía... y me he reído mucho.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  3. La iglesia siempre temió más a los librepensadores de dentro que a los de afuera. Será porque sus cimientos no son tan firmes como vende.
    Besitos/azos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.