19 septiembre 2009

Animales irracionales, autoridades embrutecedoras y políticos imbéciles

La becerrada de Algemesí es totalmente ajena a la tauromaquia
.. 
La becerrada de Algemesí --en el marco de la mal llamada Semana Taurina que cada año se organiza en la localidad-- se suma al reciente asesinato del Toro de la Vega. Ambos espectáculos constituyen la fiel representación de un sector de la sociedad española caracterizada por su aculturización y brutalidad.
Puede sonar exagerado o tremendista, pero el interrogante es inevitable: ¿Qué esperar de una sociedad que admite como normal o inevitable que unos individuos se diviertan ensartando con aceros a los confiados becerros que salen a la plaza?
¿Qué esperar de cargos públicos que justifican la barbarie?
Vicente García Mont, alcalde de Algemesí
En España sigue vigente una trampa política de dominio que es de origen medieval: Al Poder le conviene contentar los deseos de los más incultos y brutos de los ciudadanos, entre otras cosas porque acostumbran a ser los individuos más fáciles de convencer de lo que sea, los más manipulables y también los que acaban haciendo las cosas por cojones, sin pensar y sin medir el significado ni las consecuencias de lo que hacen.
Pasada la bárbara fiesta, los políticos que han autorizado y justificado salvajismos como el de Algemesí criticarán el culto a la violencia que ha calado en tal o cual país lejano, hablarán de los botelloneros dando lecciones de moral, u opinarán de economía, de derechos, de futuro, de lo que se tercie y de lo que les convenga... Y lo harán con traje y corbata, frunciendo el ceño cual inteligentes pensadores y poniendo cara de individuos sensatos.
El alcalde de Algemesí es políticamente imbécil [RAE: imbécil = escaso de razón].  
Subrayo: Es políticamente imbécil y seguiría siéndolo aunque fuera elegido por el 100 % de los electores, porque ser elegido democráticamente no es un salvaconducto intelectual ni ético.
ENLACE a Público, que ofrece detalles de la becerrada de Algemesí (País Valencià) y un vídeo que revela cuan salvaje y canalla puede ser el homo ¿sapiens?
..
ACTUALIZACIÓN (23 de septiembre):
El Senado ha rechazado por amplia mayoría, con votos del PSOE (exceptuados los catalanes del PSC) y del PP, una iniciativa legislativa para prohibir los festejos en los que se maltrata a seres vivos. El senador ¿socialista? Javier Sanz se hizo el gracioso y, acaso para vengarse de sus compañeros de partido que se negaron a avalar salvajismos como los de Tordesillas y Algemesí, insinuó que también cabría calificar de tortura los "castells" (torres humanas) que se celebran en Catalunya, alegando que «los que están debajo sufren el peso de todos los demás»... 
La intervención de Sanz es otra prueba de que ser senador y ser bobo --siquiera puntualmente-- es perfectamente compatible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.