17 septiembre 2009

En "¡Viva Paña!", torturar animales hasta la muerte es legal... o eso dicen

Ya han pasado varios días desde que el llamado Toro de la Vega fue torturado y alanceado hasta la muerte en Tordesillas (Valladolid), donde desde hace varios siglos se celebra tan salvaje ritual... ¡Que vaya usted a saber qué sentido y significado tiene a estas alturas!
Hay quienes afirman que el festejo tiene ¡valor cultural! En todo caso, lo que sí tiene es valor antropológico y merece estudio psico-sociológico. Sea como fuere, varios cientos de personas se reúnen cada año para participar en el espectáculo o para disfrutarlo (¿?). Y también cada año, miles de ciudadanos, de norte a sur y de este a oeste de las Españas intervienen en la polémica que suscita el festejo.
..
En Catalunya han sido prohibidas las corridas;
sin embargo, también con la excusa de la tradición
alegando que no matan al animal, está permitido
que las fiestas de numerosos municipios
incluyan los "inocentes" toros embolados, que
es otra forma de divertirse torturando
o viendo torturar animales 
Cualquier excusa vale
Lugareños y forasteros, adolescentes y jubilados, catedráticos e ignorantes, pobres y ricos... Todos tienen (tenemos) opinión al respecto.
Se escuchan y leen argumentos para todos los gustos y, sobre todo, al gusto.
Se han dicho y se han escrito miles de palabras y, sin embargo, casi nadie ha subrayado con la intensidad que merece un aspecto que en mi humilde por personal opinión es lo más grave e inquietante de la convocatoria: ¡es legal! ...o eso dicen.
En la polémica abundan los calificativos de grueso calibre, las condenas taxativas, las defensas viscerales y las interesadas (los bares de Tordesillas hacen caja, por ejemplo), los insultos, los enfrentamientos... Pero año tras año, puntualmente, un toro es torturado y alanceado hasta la muerte porque ¡es legal! ...o eso dicen.
Año tras año, cientos de miles de ciudadanos polemizamos, pero los poderes legislativos (Cámara autonómica de Castilla y León más las Cortes Españolas) guardan silencio. La polémica ya forma parte de un espectáculo que humilla a los participantes --aunque ellos se nieguen a admitirlo-- y denigra al país en su conjunto, pero ¡es legal! ...o eso dicen.
..
ACTUALIZACIÓN (mayo 2015):
El Boletín Oficial del Estado publica la ley 10/2015 por la que el Toro de la Vega, entre otras convocatorias y actividades, queda catalogado como patrimonio inmaterial de España y, por tanto, bendecido y legalizado... ahora sólo falta una ley que "constitucionalice" las sanciones que prevé la ordenanza tordesillana para castigar a quienes critiquen el Toro de la Vega.
Enlace al texto íntegro del BOE.
..
ENLACE a la página del Patronato del Toro de la Vega, que cuenta con el patrocinio de la excelentísima Diputación de Valladolid y del ilustrísimo Ayuntamiento de Tordesillas.

10 comentarios:

  1. Matizo tu titular: el toro de la vega es legal, torturar animales hasta la muerte así. en general, no. Veánse los arts. 337 y 632.2 del Cód. Penal. Tengo que añadir que ojalá se acabara con tal "tradición". La gente se escuda en que es algo muy antiguo y eso ya es razón suficiente para permitir tales salvajadas, en fin, así nos va...

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho Félix. Este espectáculo, y otros por el estilo, denigran a toda la socecidad, legalmente, eso sí.

    ResponderEliminar
  3. A ANDRÉS:
    Artículo 337: "Los que maltrataren con ensañamiento e injustificadamente a ANIMALES DOMÉSTICOS causándoles la muerte o provocándoles lesiones..." (las letras versales son mías) No es aplicable al Toro de la Vega, ni a cientos de casos.
    Artículo 632.2: "Los que maltrataren cruelmente a los animales domésticos o a cualesquiera otros EN ESPECTÁCULOS NO AUTORIZADOS legalmente..." (las letras versales son mías)) Tampoco es aplicable al Toro de la Vega y a otros muchos supuestos.
    Ambos artículos del Código Penal dejan la puerta entreabierta a que festejos como el de Tordesillas estén autorizados y sean ¡legales!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jamás he entenderé que se defienda algo bajo la frase "es una tradición", "es una costumbre histórica", "es parte de nuestra cultura desde hace X años" o con frases de ese tipo por la sencilla razón de que o toda tradición debería ser protegida per se o ninguna tradición contiene en sí misma un valor positivo que convenga preservar para que no desaparezca (Espero se entienda este párrafo).

    Si entendemos la palabra tradición como la transmisión de costumbres, ritos, cultura de generación en generación y analizamos nuestro pasado veremos que muchos ritos, mucha de la cultura y de las costumbres de siglos pasados ha sido olvidada, denunciada y/o excluida para que no se perpetuasen.

    Parte de la tradición era el derecho de pernada, por ejemplo, parte de la cultura romana era la lucha entre gladiadores hasta la muerte, el matar gente porque sí en el circo romano ¿Deberían haberse perpetuado estas costumbres?.

    Reiterar determinados tipos de festejos tradicionales tiene como fin impedir que sean olvidados porque o bien dan una visión de ciertas características valiosas e inspiradoras de lo que un pueblo puede hacer o bien son divertidas y/o producen dinero u otorgan poder, de no ser así, el pueblo no les daria importancia y las dejaría caer en el olvido.

    Basándome en esto, me gustaría encontrar la razón que justifica la perpetuación del Toro de la Vega, ya que no puedo extraer de ese ritual nada valioso o inspirador que transmitir a las próximas generaciones desde un punto de vista positivo. Enseñar a matar a un animal y a aguantar y disfrutar de su sufrimiento no creo que forje el carácter de un ciudadano modélico.

    La razón que creo aconseja se perpetúe esta matanza es la de siempre: Distraer a la gente, permitir que se sque sus frustraciones sobre un chivo expiatorio (en este caso, un toro expiatorio), hacer caja y afianzarse en el control del muncipio durante más tiempo.

    De allí que considere que "lo hacemos porque es una costumbre transmitida de padres a hijos" no sea, para mí, un argumento válido que justifique el hecho. Ningún argumento podría justificar que se exhiba un baño de sangre como factor de valor que debamos proteger para evitar caiga en el olvido.

    De no ser así, que vuelva el Circo Romano, que vuelvan los sacrificios humanos a Baal o los dioses aztecas, que vuelva la Iglesia a ser parte del Estado, y que vuelva la vieja y simpática costumbre de tener esclavos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A SERGIO,
    Suscribo tu razonamiento a propósito de la excusa de la "tradición".
    Pretender que la tradición justifica la repetición de ciertos hábitos y la pervivencia de ciertos valores es, de entrada, acientífico y, de salida, empobrecedor. Amén de que equivale a negar los avances de la humanidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Félix,
    Si lees mi comentario yo no digo que esos arts sean de aplicación al toro de la vega sino que no se permite la muerte GENERALIZADA de los animales. Además yo no conozco la legislación que permite estas "tradiciones" pero sería interesante ver si efectivamente el toro de la vega está autorizada,esto es, es un supuesto admitido, por ley (nada menos q por ley) que es lo que señala el 632 ¿Qué ley lo autoriza y bajo qué fundamentos?
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Algún día, tal vez, alguien consiga explicarme qué tiene de divertido torturar animales... O casi mejor que no, prefiero seguir sin verle la gracia a estas "tradiciones".

    Besos

    ResponderEliminar
  8. A ANDRÉS,
    Tu aportación ha sido fundamental, pues gracias a ella se hace evidente la escasa pericia, hipocresía, dejadez o deficiencias de los legisladores españoles, mal este que ya es viejo.
    Me explico, en este país, ya en el sglo XIX con el bipartidismo conservadores-liberales, hay una larga y perniciosa tradición legislativa que consiste en dejar siempre la puerta entreabierta a que reglamentos y normas modifiquen el espíritu y a veces incluso la letra de las leyes.
    En este caso, la ley permite que decretos, ordenes o dictámenes de rango administrativo (ayuntamientos y diputaciones) sorteen la ley que de forma general prohíbe la tortura y muerte "festiva" de animales.
    Diputación de Valladolid y ayuntamiento de Tordesillas amparan ese "pasillo"; ni siquiera sería necesario que el poder legislativo de Castilla-León (lacámara autonómica) hubiera declarado que el Toro de la Vega es un "bien" cultural o tradición autorizada.
    En resumen, el Código Penal español --al igual que otras leyes-- adolece en algunos aspectos del defecto antes citado: dejar la posiblidad de que un poder ejecutivo (Administración local) enmiende la plana.
    Esa tara legislativa tiene consecuencias todavía más graves, si cabe, en las leyes que afectan a asuntos urbanísticos, medioambientales, financieros, laborales, etc.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Buenas,

    Matizar que no soy el Andrés del primer comentario. Y decir que me ha gustado tu matización, Félix, de separar la salvajada que es el Toro de la Vega de la Tauromaquia, que ya cada quien opinará lo que desee de la segunda, pero que son dos cosas que no admiten comparación.

    Soy amante y conocedor de la tauromaquia y el toro de la vega me da asco. No el toro en sí, que este año era de una muy afamada ganadería, sino la forma de acabar con él.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  10. A Verdeguer,
    Hola, creo que nadie sensato meterá en el mismo saco la tauromaquia y los toros embolados o el "mártir" de Tordesillas, pero conviene precisarlo porque nunca se sabe, la propensión a generalizar y la táctica de aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid están al orden del día.
    Un abrazo y sigue dando "Cornadas para todos".

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.