08 enero 2008

Uribe procura que en Colombia reine la violencia para perpetuarse en el poder

El Gobierno de Colombia ha protagonizado uno de los episodios más chuscos de la reciente historia de Latinoamérica. Sin embargo, tanto o más vergonzosa que los manejos de Álvaro Uribe Vélez es la ceguera de no pocos medios de información americanos y europeos.
Hace varias semanas y en virtud del acuerdo en el que se habían implicado dirigentes de distintos países (Argentina, España, Francia y Venezuela), el Estado colombiano se comprometió a suspender las acciones militares en una vasta zona del oriente del país. ¿Por qué?
George W. Bush y su protegido, Álvaro Uribe
Porque esa medida, correspondida por la guerrilla, establecería una vasta zona del país que permitiría la liberación de dos secuestradas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC): Consuelo Vázquez, Clara Rojas y el hijo de esta, Emmanuel. Pero Uribe, interesado en perpetuar la guerra civil y los odios, rompió el pacto.
Como todo el mundo sabe, salvo los interesados en silenciar los hechos, el Ejército colombiano prosiguió sus operaciones en la zona convenida, así lo certifican los partes de guerra que han trascendido y en los que incluso se relacionan las identidades de los guerrilleros abatidos, entre los que figura el hermano de Jorge Briceño, uno de los principales dirigentes de las FARC; que murió durante un «intenso combate», según reseña el informe oficial, acaecido en las proximidades de la frontera con Venezuela, en el que participaron la XVIII Brigada y la Brigada Móvil número 5 del Ejército colombiano.
A pesar del doble juego de Uribe y también como todo el mundo sabe --salvo los que apuestan por la mentira y la comodidad intelectual--, varios dirigentes políticos no colombianos, ¡no sólo Chávez!, mantuvieron su apoyo a la iniciativa que permitía liberar a las dos secuestradas y al niño, pues formaba parte de un acuerdo de mayor alcance diseñado para que esas liberaciones constituyeran el primer paso de un proceso de negociaciones con participación de mediadores internacionales, con el horizonte de poner fin a decenios de enfrentamientos civiles.
Pero el Gobierno colombiano ha burlado todo lo pactado: prefiere perpetuar la guerra.
El niño Emnanuel ha aparecido en el centro de acogida que posee el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en San José del Guaviare, donde según el presidente Uribe fue abandonado por las FARC en el verano de 2005.
Las FARC han desmentido esa versión y han relatado que Emmanuel no fue abandonado, sino confiado a una familia campesina para evitar que creciera en la selva, pero luego el niño fue secuestrado por un comando gubernamental con la finalidad de utilizarlo para reventar el conjunto de acuerdos que hubieran permitido abrir las negociaciones de paz.
..
Imagen de Clara Rojas, recién liberada, pues a pesar del
plan pergeñado por Uribe para reventar la iniciativa
internacional, las FARC y los países signatarios
mantuvieron su palabra y las dos secuestradas
regresaron a la vida civil
Maldad premeditada
Como todo el mundo también sabe --salvo los partidarios de la confusión--, varias personas secuestradas por las FARC y posteriormente liberadas, una de ellas hace sólo cuatro meses, han declarado que durante su cautiverio habían conocido al hijo de Clara Rojas, Emmanuel; e incluso hay testimonios de que durante al menos dos marchas a través de la selva el niño era portado a hombros por los guerrilleros, que se turnaban para evitar daños al pequeño.
Entre los testigos figuran varios oficiales del Ejército colombiano que fueron apresados en combates con las FARC y posteriormente liberados.
En resumen, los datos disponibles y los testimonios desmienten la enrevesada historia que ha inventado el gabinete de Uribe para simular que Emmanuel estaba en un centro público desde verano de 2005 a fin de desprestigiar a las FARC ante los mediadores internacionales y lo más grave, utilizar la tragicomedia inventada para impedir la apertura de las negociaciones de paz.
..
El presidente ha convertido la mentira en norma  
¿Para qué iban a mentir  los ex prisioneros de las FARC que relataron haber conocido a Emmanuel durante el cautiverio?, ¿o acaso Emmanuel tiene un hermano gemelo?...
La mentira de Uribe es todavía más chusca, pues si Emmanuel estaba a salvo y en manos del Estado, ¿por qué los funcionarios del centro de acogida, los policías, los militares y los servicios de inteligencia han tardado más de dos años en enterarse e informar del asunto a sus superiores y por extensión, al presidente, que ha reconocido haberse enterado del supuesto acogimiento de Emmanuel hace unas horas?
El engaño maquinado es tan burdo que la credibilidad del Estado colombiano es la del mentiroso que lo preside.
En paralelo, con los pies en Europa occidental y en España, cabe preguntar por qué hay tantos periodistas y columnistas tan ligeros a la hora de informar, por qué pierden la memoria, por qué omiten consultar las hemerotecas y por qué copian al pie de la letra los comunicados oficiales.
No, no trato de barrer a favor de las FARC, para nada. Los que sí favorecen a las FARC son quienes ridiculizan al Estado colombiano. Uribe está empeñado en estar por encima de todo con la intención de mantener viva la guerra... ¡gracias a la guerra también se amasan fortunas!
Ocurre que, en efecto, las acciones de FARC son criticables pues ¡hay secuestrados que llevan diez años cautivos!, pero el Gobierno es doblemente criticable y el primer responsable de cuanto ocurre, incluidas las tragedias de los retenidos en la selva porque es el Estado quien debe garantizar el imperio de la ley y el colombiano hace todo lo contrario.
..
Uribe Vélez se ha salido otra vez con la suya
Las mentiras artilladas para sabotear el acuerdo internacional para abrir el proceso de paz hunden en el descrédito al Estado, cuya ética no es menos cuestionable que la de las FARC, ni tampoco es mejor que la de bandas paramilitares; las cuales, por cierto, están alineadas y coordinadas con miembros del Gobierno y siguen ejerciendo de matones de los grandes hacendados, constituyendo una especie de FARC uribistas.
El resto de cuanto ha ocurrido y la confusión creada mediante las informaciones difundidas por la mayoría de los medios "serios" del Primer Mundo es... Ponga usted, amable lector/a, el calificativo que estime más adecuado.
De momento, Álvaro Uribe se ha salido con la suya una vez más y seguirá beneficiándose de la existencia de un enemigo armado (las FARC), lo que a él y a sus aliados les permite justificar la situación de guerra en el que viven los colombianos... ¡y seguir haciendo caja!
De la mano de Uribe, el Estado colombiano no es deficiente: es abyecto.
..
ENLACES de interés:
* "Otra Colombia es posible", por Emir Sader, vía Sin Permiso, y
* "La nueva generación de paramilitares colombianos", por Dan Feder, en The Narcosphere.
..
..
ACTUALIZACIÓN (jueves, 10): 
Pese a las trabas de Uribe y a las alteraciones de lo pactado, la comisión internacional que mantenía contactos con las FARC ha logrado que la guerrilla libere a Clara Rojas y Consuelo Vázquez. Información puntual en ADN.es e Inter Press Service.
..
DE INTERÉS: "Carta de un guerrillero colombiano preso", vía VIEJO BLUES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.