15 mayo 2010

La Justicia del Estado de ¿Derecho? español sigue dando miedo

Esta semana es histórica. El Consejo General del Poder Judicial, en coordinación con el Tribunal Supremo del Reino de España, ha expulsado de la Administración de Justicia al juez Baltasar Garzón.
Lo más sustancial, con todo el respeto por la persona, no es el profesional que ha sido perseguido, satanizado y ninguneado por motivos que nadie ignora [léase Gürtel, entre otras cosas]; lo más sustancial es que la Justicia del Estado democrático de Derecho español ha dejado claro que es hija natural de la dictadura franquista. Huelgan matices formalistas.
No vale engañarse, el juez Garzón no ha sido inhabilitado por abrir procedimientos o sumarios a presuntos criminales franquistas, ¡ni siquiera ha sido preciso que ocurriera eso!; sino que ha sido inhabilitado por haber abierto una vía judicial para indagar dónde están enterradas decenas de miles de desaparecidos con la única finalidad de recuperar los cadáveres y enterrarlos dignamente.
Un país cuyo poder judicial se presta a semejante ignominia es un país de... No me atrevo a decirlo. Me duele.  
Me cuesta calificar lo que es el Estado español, pues no es sólo Carlos Dívar, ¡gracias a su Dios!, que diría él... Pero sí me atrevo a decir sin titubear que la cúpula de la Administración de Justicia española fue una aberración que generaba miedo y ahora, Constitución en mano, sigue alimentando el miedo.    
..     
El presidente del Tribunal Supremo
de España se inclina para saludar
a un alto representante de
la Iglesia Católica
Justicia católica, justicia sectaria
El máximo representante de la Justicia española, Carlos Dívar, se ha atrevido a proclamar en reiteradas ocasiones que el catolicismo es su referente ético...
¿Es ético abusar sexualmente de niños y niñas y que la jefatura del catolicismo organice el ocultamiento sistemático de esos delitos?, ¿es ético discriminar sistemáticamente a las mujeres?, ¿es ético llevar bajo palio a gobernantes asesinos?, ¿es ético mentir por norma?, ¿es ético proteger y honrar a los delincuentes que tienen poder?, ¿es ético...? La lista de ejemplos éticos protagonizados por los máximos dirigentes del catolicismo es interminable.    
¿Esa es la ética del número uno de la Justicia española?   
¿Es ético negar la búsqueda de las víctimas de decenas de miles de crímenes?     
El mensaje lanzado por el Consejo General del Poder Judicial y por el Tribunal Supremo tiene profundo calado:      
Los crímenes perpetrados por el régimen surgido del golpe de Estado de 1936 no sólo deben quedar impunes, sino que además las víctimas deben seguir enterradas en las cunetas.
Y además, hay que ocultar los hechos... ¡Viva la ética!
¿Qué opinión o juicio de valor --incluido el jurídico-- merecen el muy católico Carlos Dívar y los magistrados que comparten responsabilidades con él en la cúpula de la Administración de Justicia, entre los que abundan quienes juraron los principios fundamentales del Movimiento Nacional?   
CON ANTERIORIDAD, en ImP:   

10 comentarios:

  1. Pero Garzón no ha sido apartado por perseguir los crímenes del franquismo, no... Ha sido apartado (por unanimidad, ojo! ), por presunta prevaricación, es decir, por investigar algo que él sabía que no le competía.
    Ni más ni menos.

    ResponderEliminar
  2. A JOSITO,
    Esa fue y es la acusación, pero se da la circunstancia de que cuando el Supremo se dirigió a Garzón hace ya meses para indicarle que debía abandonar esa tarea, Garzón obedeció --tal como prevé e informa el procedimeinto aplicable-- y el propio Supremo indicó que a partir de ese momento la tarea investigadora la desarrollaran los jueces instructores de la jurisdicción ordinaria. Y así lo hizo Garzón, que remitió las indagatorias a quien dijo el Supremo.
    Sin embargop, pese a que se cumplió a rajatabla el dictamen del Supremo, el expediente abierto por posible prevaricación siguió adelante por motivos que jamás han sido justificados ni razonados en Derecho.
    NO ES LA PRIMERA VEZ que un juez es emplazado a desligarse de un asunto por posible prevaricación (meterse donde no debe), pero SI ES LA PRIMERA VEZ que a pesar de habese cumplido la orden de cambiar la jurisdicción se sigue adelante con la acusación de prevaricación.
    Por si fuera poco, prácticamente todos los jueces de la jurisdicción ordinaria han eludido tramitar las peticiones de familiares de desaparecidos para investigar posibles fosas comunes.
    Hay muchos, ¡muchísimos!, puntos oscuros y actitudes vergonzosas y discriminatorias por parte de los magistrados.

    ResponderEliminar
  3. El banquero justiciero cabalga de nuevo. Todo lo que en el cortijo de la piel de toro parece normal porque los herederos del franquismo (banquero incluido)así lo justifican, en el extranjero causa perplejidad e indignación. ¡Ojo! ¿Ojo por ojo y diente por diente? Sí, el banquero justiciero sabe mucho de la Biblia.
    Tú, Félix, lo has explicado mejor y la prensa francesa y alemana y argentina.

    ResponderEliminar
  4. buff, la entrada está tan llena de errores y dexcontextualizaciones que no sé por donde empezar, pero como esto no es un foro de debate me las guardo. Eso sí en aras de la calidad del blog sugeriría más rigor a la hora de reflejar la realidad de los hechos. Una vez reflejados éstos con rigor que el blogger saqué las lecturas que tenga por conveniente y esa será su opinión (manifestarla es el objeto del blog)pero es necesario que presente los hechos, insisto, con rigor. Creo que como lectores al menos tenemos derecho a eso. Al presentar una visión de los hechos deformada a favor de las conclusiones que queremos sacar, estamos tergiversando, creo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. A "LUIS",
    Como ciudadano que accede a un blog y lo lee, a usted solo le asisten tres derechos:
    1. La voluntad-derecho de leer el blog, siempre y cuando el autor-administrador de la bitácora lo publique "en abierto".
    2. Denunciar si es insultado, injuriado o difamado por el autor del blog o por un comentarista en respuesta a su comentario (pero este derecho es difícilmente reclamable si usted no se identifica, como es el caso).
    y 3. Denunciar la comisión de posibles delitos en la bitácora (injurias, calumnias, difamación, etc.), tanto si son pepetrados por el autor como por un comentarista.
    Nada más.
    Abundando en el asnto, el lector ni siquiera tiene derecho a que se publiquen sus comentarios (mucho menos cuando los hace de forma anónima).
    Dicho esto, conviene añadir que el "derecho" a que el autor del blog piense, argumente o llegue a las mismas conclusiones que un lector no solo es un bien jurídico inexistente y absurdo, sino que además quien lo reclama revela una actitud autoritaria o, sencillamente, la convicción por su parte de que usted está en posesión de la verdad (extremo este que en Derecho es peligroso).
    Pese a todo, su comentario ha sido publicado; también a pesar de que no aporta nada, salvo negar toda verosimilitud al contenido del post y poner al autor a caer de un burro, que se dice vulgarmente.
    En todo caso, no me siento insultado ni ninguneado por su comenterio y es usted muy libre de decir -incluso en mi blog- que en su opinión la mía carece de rigor y es poco menos que una tontería.
    Es su opinión y punto.
    Atentamente.

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy Luis Seguí Barrio, (si hace falta ya te enviaré una foto) el Luis de antes. Creo que no has entendido casi nada de lo que decía, pero bueno.... No me estoy refiriendo a un derecho exigible frente a los tribunales obviamente, sino a una sugerencia para que tus argumentos tengan más calado. No te digo cómo tienes que opinar, sino que hay hechos (no opiniones) que no son como los pintas (separación, suspensión e inhabilitación no son lo mismo ni por su naturaleza ni por sus efectos p. ej)
    Gracias por no sentirte insultado porque en ningún caso lo he hecho. decir que la entrada no es rigurosa no es un insulto, creo.
    Aunque el tono que puede desprenderse de la lectura de mi comentario sea agrio, pretendía ser una crítica constructiva de parte de alguien que sigue tu blog (que para eso imagino que lo tienes abierto, para que la gente lo lea). Una última cosa, con lo de la actitud autoritaria me has dejado flipao, eso sí que me ha sentado mal, como si yo te exigiera que opinaras lo mismo que yo, ya me dirás donde he dicho yo eso porque no me lo explico y no creo que lo merezca. Es tu blog y puedes hacer con el lo que quieras, faltaría más.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. A LUIS SEGUÍ,
    El tono de su comentario no era inadecuado, para nada; intuyo que usted, como yo, no es un "bambi" a la hora de opinar.
    Lo único que me chocó o sorprendió, pero de ningún modo me molestó --para nada--, es la seguridad o rotundidad con la que usted emplea la afirmación "falta de rigor", afirmación que me parece sorprendente porque el ordenamiento jurídico (incluido el procedimental) de la Justicia española (textos legales o Derecho positivo) es una de las chapuzas jurídicas MÁS ABERRANTES del Occiente democrático porque, entre otros males, se presta a casi todo tipo de interpretaciones --en mi opinión, todos o casi todos sabemos las causas de que exista esa general posibilidad de reinterpretar, pero demasiadas veces obviamos que esa carencia es una de las esencia de la singular ¿transición? a la democracia y al Estado de Derecho que se ejecutó en España.
    No pretendo defender a la persona apellidada Garzón --sería absurdo por mi parte--, pero en este asunto hablamos --¡todos!-- de hechos jurídicos que los textos legales vigentes permiten interpretar casi al gusto.
    De ahí mi extrañeza por el empeño del Supremo y del CGPJ de seguir adelante con un asunto cuyos elementos son largamente reinterpretables (el Derecho positivo aplicable permite lo que han hecho y lo contrario), pues en otros casos similares han actuado o dictaminado al revés.
    Por ende, institucional, política e históricamente es un asunto tan espinoso que en lógica institucional --¡en democracia!-- exigía que el Supremo y el CGPJ lo abordaran con menos ideología. Lo que han hecho, es un alarde interpretativo que es objetivamente negativo para la convivencia, pues es aplicar muy determinados criterios --ellos sabrán porqué-- y con ello dejar al descubierto vacios y contradicciones legales JAMÁS cerradas y que, a mayores, abren una catarata de argumentos, "heridas" y discriminaciones en el tratamiento de los delitos que la falsa amnistía del 77 se limtó a mal enterrar y remitir al futuro.
    Sé de lo que hablo por haberlo padecido y porque las estupideces legales son legión, en uno y otro sentido; pero en todo caso, la Justicia española (sus máximos órganos) siempre han barrido para donde han barrido y lo han hecho sin dudar y en casos relevantes --como el de marras-- lo siguen haciendo de forma sistemática, sin que en ningún momento los legisladores (Congreso y Senado) hayan hecho el más mínimo esfuerzo real para poner coto a tanta y tanta reinterpretación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Félix, por tu respuesta. Como bien dices no soy un bambi y a veces las formas me pierden, pero en ningún caso creo que lo que yo diga sea verdad absoluta, trato de fundamentar lo que pienso, pero estoy abierto a que me convenzan mediante argumentos. Por aclarártelo (creo que te lo debo) el tema de la falta de rigor lo circunscribía principalmente a las siguientes cuestiones:
    El hecho de que al CGPJ no le quedaba otra que suspender a Garzón a tenor de lo que dicen los arts. 383 y 384 de la LOPJ, pero estoy de acuerdo en que la insistencia del TS en el caso concreto del franquismo escapa a toda lógica. Confío en que sea absuelto y en ese caso volverá a ejercer.
    Y en segundo lugar Dívar en efecto ha manifestado en muchas ocasiones que es católico, pero me parece un poco perverso el relacionar su condición de católico con que éticamente esté de acuerdo con la forma de actuar de la curia en el tema de la pederastia. Quiero creer que su referente ético será el evangelio en el que en ningún caso se defiende la pederastia sino al contrario.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. En España necesitamos una justicia realmente independiente.

    ResponderEliminar
  10. Lo dicho....seguimos es un lento y complejo proceso de transición mental hacia la democracia. Habrá que contemplar todo esto dentro de unos años. Lo de Garzón es una etapa más en ese proceso.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.