10 junio 2011

València: Culpar al policía es un error. Todo es mucho más grave y tiene mucho calado

El descontento estalla ante las Corts Valencianes... ¿acaso ignoran
que la ira aumenta al mismo ritmo que el empobrecimiento y la corrupción?
..
Lo acontecido ayer jueves en las Corts Valencianes era previsible, lógico, casi inevitable y ocurrirá más veces. No lo dude.
El hecho de que los electores hayan votado mayoritariamente a una candidatura en la que figuran once imputados --si no he contado mal-- refleja que la sociedad está enferma, enajenada, derrotada, desnortada... O a lo peor es que ya todo da igual. Esta última es la más inquietante de las opciones posibles. ¿Cómo se puede caer tan bajo?
Hay que insistir en lo de casi siempre: El hoy también es hijo de cuanto ocurrió ayer, antes del 20 de noviembre de 1975, el día en que falleció en su cama de Madrid, no en el exilio, el dictador Francisco Franco, durante cuyo régimen fueron liquidadas entre 140.000 y 200.000 personas, según las fuentes.
Más grave por ser más cercano en el tiempo: Durante la llamada transición y a lo largo de tres decenios, unos y otros --todos los protagonistas de aquella cumbre teatral del buenismo de unos y del descaro de los otros-- se añadieron los ingredientes necesarios para que la sociedad española en general asumiera como naturales las cobardías y las hipocresías heredadas.
Es lógico que al paso del tiempo en València o en Jaén, Pamplona, León, Zaragoza, Barcelona y san piriquín del monte estallen disfunciones, que de momento son episódicas y leves. Sí, ya sé que hay quienes achacan todo a la recesión económica. No se engañe, el hartazgo crecía desde hace años y, naturalmente, se ha desarrollado con más fuerza debido a la recesión.
Lo de València ocurrirá más veces. No lo dude... salvo que el poder ejecutivo y legislativo despierten.
El movimiento 15-M sólo es la exteriorización suave --sí, suave-- de la profunda insatisfacción que crece y crece en la sociedad española, que si de momento no ha explotado con más decisión y con mayor número de movilizados es porque todavía hay demasiada gente pancista o cobarde.
Cada vez es más evidente que la vis política de los españoles corresponde, en términos generales, a una de estas tres actitudes:
* la de los que tienen miedo o han crecido con miedo, incluidos los envejecidos y criados en el individualismo más atroz --amén de quienes incluso tienen miedo a sentir y a vivir;
la de los que de momento se conforman con tapar agujeros, incluidos quienes todavía se refugian en su teórica pertenencia a las empobrecidas clases medias, y los que apelan a conceptos como la prudencia y la estabilidad; y
* la de los que saben que esto no puede seguir así, pero que todavía no saben (no sabemos) qué hacer exactamente para introducir cambios sin causar daños irreparables.
Lo ocurrido ayer en la jornada inaugural de las recién elegidas Corts Valencianes ["també conegudes com les corts dels imputats"] era previsible, lógico y casi inevitable.
Y ocurrirá más veces. No lo dude.
Pero, por favor, que nadie --tampoco los indignados-- se equivoque: el enemigo de la honestidad, del trabajo y del futuro no es el policía que hace buen uso de las herramientas que le han proporcionado.
..
VÍDEOS sobre los sucesos de València:

7 comentarios:

  1. Hola Félix,

    Disculpa que me desvíe del tema principal, pero me llama la atención que escribiendo en castellano utilices la denominación valenciana para la palabra "Valencia". Siento curiosidad, ¿a qué se debe esta elección?

    PD: Soy Jam, redactor en El Gato Gordo; he comentado otras veces en tu blog. Siento no publicar con mi usuario pero estoy teniendo problemas al acceder a la cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Pues no, el policía no es EL enemigo, aunque su celo disolviendo a gente pacífica e inerme revele, sin duda, una psicología muy particular.

    El problema de fondo es que la pseudo-democracia española, con sus votaciones, sus políticos corruptos, su cerril Parlamento, esa pseudo-democracia que ya iba pareciendo una liturgia vacía, se revela finalmente como la gran coartada y el marco exculpatorio ideal para perpetrar el expolio de las clases desfavorecidas: cinco millones de parados; más de cuatro millones de mileuristas; muchos miles de familias sin acceso a una vivienda, reducidas a régimen de subsistencia. Sin embargo, los beneficiarios de la situación no están saciados, no se sacian nunca. Ahora ya piensan en el copago de la Sanidad, ya que -dicen- en su estado actual es insostenible.

    Lo que nos van dejando claro los acontecimientos recientes es que el mencionado expolio, cuando no pueda seguir siendo solapado, se llevará a cabo con toda crudeza, y en último término por la fuerza de las armas. El neoliberalismo no tiene límite: su meta parece ser el retorno al escenario de comienzos de la revolución industrial. Masas humanas hacinadas en los suburbios; enfermedad y muerte para el que no pueda pagarse la salud.

    ¿Quién se puede extrañar de la exasperación de los "indignados" y explotados, y de que entre ellos cunda la noción de que están llegando al límite y actúan "en defensa propia". Habrá disturbios crecientes, como no, hasta que la inestabilidad social ya no compense los dividendos. Y vuelta a empezar. Otro ciclo histórico.

    ResponderEliminar
  3. Muchisima gente vive en el engaño y en el autoengaño.A propósito de la policia no estoy de acuerdo con usted si usted no define primero que tipo de estado es el que hay en España. No me imagino en absoluto que la policia Islandesa saliendo a la calle a emplearse con saña contra los islandeses, la verdad.

    Por tanto habría que definir o conceptuar el tipo de estado que tenemos y en función de ello que se puede esperar.

    Si el estado se entiende como enemigo del pueblo,ciudadania o como quiera llamarsela, entonces los que ocupan el poder son enemigos de ese pueblo, que es lo que me parece a mi ocurre aquí.Un estado eternamente ocupado,usurpado a los sostenedores del mismo y tratados a patadas.Esto es real, es así. Cada mañana que salga a la calle encontrará a alguien esperando para que cometa un fallo y le pueda "robar" su dinero.

    Si el estado es entendido en cambio como lo que debería ser, un servicio logístico al servicio de la comunidad y quienes fuesen puestos al frente como servidores de esa comundidad, la policia de este tipo de estado no actuaria de la forma descrita.

    La policia si es culpable, ya lo creo, y lo es porque sabe a la perfección para quien trabaja, quién es en definitiva quién manda aquí. No es una policia que conviva entre la ciudadania, no verá a esos cuerpos entrenados para estos menesteres viviendo tranquilamente como los demás ciudadanos. Viven en guetos, como la Guardia Civil, o en zonas despobladas en la que se construyen enclaves en que al tiempo que trabajan viven con sus familias.

    Es la policia del régimen, la misma de siempre. De manera que no, son tan culpables como los usurpadores prepotentes que ocupan el poder en España y que desgraciadamente vienen siendo legitimados,da pena, por quienes reciben la tunda.

    A mi modo de ver los españoles carecen de estado propio y además nunca han tenido ninguno. A la historia me remito.

    ResponderEliminar
  4. A JAM,
    Siempre que puedo y lo conozco, en el caso de los topónimos de las Españas trato de emplear simpre los que correspoonden a cada una de las lenguas españolas. Nada más, no hay otro motivo ni tampoco intención política, solo por respeto a la cultura (las culturas).

    ResponderEliminar
  5. ¿Cuantas firmas son necesarias, para pedir un referendum ,que cambie la ley electoral? Si algún partido inicia una recogida de firmas, que cuenten con mi firma y mi apoyo. Si la ley es injusta (no todos los diputados, valen el mismo número de votos),¡cambiémosla! Y lo mismo se puede decir de las hipotecas que no se cancelan entregando el piso. Agustín

    ResponderEliminar
  6. Amigo Félix, casi siempre estoy de acuerdo con tus reflexiones. Hoy lo estoy al 200 %. Me has alegrado la mañana del domingo. ¿Por qué? Porque al leer tus sabias palabras ya no me siento tan solo y tan bicho raro. Hace años, lo sabes, que vengo sosteniendo exactamente lo que dices. Pero cada vez que lo planteo en público noto que muchos me miran como diciendo ¿quién es este tipo que dice semejantes tonterías? ¿De dónde ha salido este esperpento? Lo que dices hoy sisntetiza perfectamente la tragedia que se está viviendo en España desde siempre pero que se realimentó en 1936, 1939 y 1975. Esta generación, y las anteriores, son hijas ideológicas de una de las eras más oscuras de la historia de España, esa era en la que muchos -muchos- vivieron "pacíficamente y tranquilamente con una apreciable normalidad".....Mayor Oreja dixit. Analicemos los origenes familiares y económicos de los que hoy "mandan" y, salvo excepciones, nos llevaremos una sorpresa y empezaremos a entender lo que sucede en este país.......

    ResponderEliminar
  7. Félix,

    Gracias por el apunte. En Valencia tenemos dos denominaciones oficiales, una en castellano y otra en valenciano, por lo que ambas serían igualmente válidas. Aún así, resulta refrescante ver que alguien se preocupa por los idiomas regionales de otros.

    Como siempre, un gran artículo y un placer leerte.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.