04 junio 2007

Chávez y RCTV, medias verdades y mentiras por doquier

El fin de las emisiones de Radio Caracas Televisión (RCTV) [cerrada hace apenas una semana] ya es una suerte de vodevil.
Hay quien comenta que el cierre ha sido inesperado y sorprendente 
¡Falso!:  
Era cosa sabida desde el pasado mes de diciembre, cuando el Gobierno ya advirtió de que probablemente no renovaría la licencia a RCTV, pues la última concesión por 20 años que explotaba la compañía expiraba este año; exactamente, el pasado 27 de mayo. De hecho, la no renovación de la licencia ya fue anunciada oficialmente el pasado 6 de enero.
Hay quien afirma que el Gobierno venezolano cierra los medios privados que critican a Chávez 
¡Falso!
A fecha de hoy, según datos ajenos a las autoridades venezolanas, 7 de cada 10 emisoras de radio y televisión que operan en el país sudamericano son explotadas por empresas privadas y la mayoría de ellas critican abierta y "apasionadamente" al Gobierno [lo cual es legal, legítimo e incluso "saludable"].
Hay quien asegura que el cierre de RCTV es ilegal 
¡Falso!:   
Al igual que en la mayoría de países --en España y en casi todos los países de la UE, también-- el espectro radioeléctrico es un bien público regulado por ley para preservar el interés general, tal como recogen el artículo 156 de la Constitución venezolana y la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, que responsabilizan al Gobierno del control del espectro radioeléctrico.
Hay quien asevera que los criterios de Administración venezolana son radicalmente distintos del resto de países democráticos 
¡Falso!:   
Los criterios aplicados en Venezuela son los habituales en Occidente, incluso menos restrictivos que los de EE UU, donde la Comisión Federal de Telecomunicaciones no ha renovado licencias e incluso las ha negado en numerosas ocasiones basándose en motivos mucho menos graves que los esgrimidos ahora por el Ejecutivo bolivariano para no renovar la licencia a RCTV.
Hay quien arguye que RCTV no ha hecho nada que violara el interés público en Venezuela
¡Falso!:   
La emisora ahora clausurada (por la no renovación de la licencia) se dedicaba a deslegetimar al Gobierno de Venezuela de forma constante y sistemática y lo hacía difundiendo incluso falsedades. Todo eso podría ser catalogado de legítimo, pero RCTV sobrepasó la línea de lo democrática y legalmente permisible cuando colaboró activamente con los autores del intento de golpe de Estado de 2002, no sólo defendiéndolo sino también impidiendo que los periodistas de la emisora informaran de que la asonada había fracasado con la finalidad de prolongar la confusión social, pues existía la posibilidad de que los golpistas recuperaran la iniciativa y triunfaran.
..
¿Qué haría un Estado de la Unión Europea si un medio
difundiera proclamas a favor de un golpe de Estado?
Pese a todo eso y más, el Gobierno venezolano permitió que RCTV siguiera haciendo uso de la licencia para no avinagrar todavía más la extrema tensión que se vivía en el país, optando por esperar a que la licencia de emisión caducara.
La opinión que cada cual tenga de Hugo Chávez Frías es respetable, sea positiva o negativa; mas no es preciso ser chavista para concluir que el tratamiento informativo que la mayoría de los medios europeos dan al caso RCTV es errado y en numerosos casos, interesado y mentiroso.
..
Los problemas de Venezuela vienen de lejos
En gran medida, el chavismo es la consecuencia históricamente lógica de un largo proceso de rapiña económica y de descomposición social, política e institucional.
Hace 18 años, en 1989, el Caracazo sentó las bases del actual enconamiento político: las ignominias de los "Pérez boys" no han sido reparadas y las heridas sociales que provocaron siguen abiertas.
La dirección de RCTV representa a los miembros depredadores de la élite económica y empresarial venezolana --estancieros incluidos--, que de un tiempo acá han demostrado estar dispuestas a todo para conservar el omnímodo poder que han ejercido desde siempre.
HISTORIA de RCTV, en WIKIPEDIA.
..
A PROPÓSITO del caso RCTV:  
* "El mundo manda al carajo a sus lectores", en la bitácora venezolana OKRIM OPINA.
INFORMACIÓN relacionada:
* Condoleenzza Rice, secretaria de Estado de EE UU, y Nicolás Maduro, ministro de Exteriores de Venezuela, mantuvieron un interesante debate en la sede de la OEA, crónica en BBC NEWS.
OTROS TEXTOS en la Blogosfera:    
* "Venezuela y los medios", por Rodrigo Fino, autor de la bitácora SEGÚN COMO SE MIRE y acreditado especialista del mundo de la comunicación en Latinoamérica, que recién estuvo en el país caribeño; y   
* "Venezuela: en el ojo del huracán (una vez más)", por Lucien de Peiro, en FURTHER.

3 comentarios:

  1. Lo que sucede es que la gente, muchas veces no pasa de los titulares. Y así nos va.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con su tratamiento, pero mne parece muy tenue. El asnto es mucho más grave. No quisiera extenderme aquí y prefiero mostrar mi opinión enlazando un informe propio donde las cosas quedan, a mi juicio, bastante claras.

    Pulse en mi nombre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Interesado por éste blog que he descubierto hace poco, he buscado en Google a conciencia un post en el que se hablase de Venezuela. Es la prueba de fuego para cualquier bloguero que alardee de independencia de opinión y librepensamiento.

    Im-Pulso ha superado la prueba con creces. Porque obviamente ha escapado al Pensamiento Único, pero tampoco ha caído en el otro extremo, en defender ciegamente a quien se opone a dicho Pensamiento.

    Ni Chávez es Dios, ni es el Diablo. Es una persona que ha hecho algunas cosas mal y bastantes cosas bien. Tiene un pasado, pero hasta el Papa lo tiene. Es un poco friki, pero hasta el jefe de Francia lo es. Es un poco maleducado, pero sólo con aquellos que lo han sido con él.

    Me parece genial que se le critique, pero sólo si antes se critica a todos los políticos "civilizados" que hacen cosas igual de mal o peores.

    Nada, sólo quería desahogarme. Ahora sí puedo decir: GRAN BLOG.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.