01 noviembre 2011

El occidentalista Abdelrahim Elkib, flamante jefe de gobierno de la Libia "democrática"

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha declarado que la muerte de Muamar el Gadafi «cierra un capítulo muy desafortunado de la historia de Libia, pero marca el comienzo de una nueva era para el pueblo libio»... Y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen alardea de que el ejército de Occidente «no quiere involucrarse en las cuestiones internas de Libia» --¿será ese el motivo por el que apoyó militarmente a la insurgencia?...
En fin, una vez muerto satán, Libia acaba de estrenar Gobierno provisional y su jefe es Abdelrahim Elkib. La biografía del mandatario ayuda a comprender algunas cuestiones y las entusiastas alegrías que se viven en Washington y Bruselas [sede de la comandancia central de la OTAN]:
Elkib se formó y maduró en Estados Unidos. Allí, en Norteamérica, jovencito y pobre, fue donde estudió Ingeniería Electrónica en las universidades de California del Sur y Carolina del Norte, en las que luego impartió clases, así como en la de Alabama, para después ser docente también --entre otras-- de las universidades de Sharjah (Emiratos Árabes Unidos) y Trípoli (Libia), con Gadafi en el poder.
Sin embargo, desde hace ya años Elkib es conocido en ciertos ambientes y círculos por ser un sólido hombre de negocios en el sector... ¡petrolero! Que casualidad, ¿verdad?
Actualmente, aparte de sus negocios con el oro negro, Elkib es miembro del departamento de Ingeniería Electrónica del Instituto del Petróleo de los Emiratos Árabes Unidos, con sede en Abu Dhabi; entidad esta que, casualmente también, está asociada con la influyente Colorado School of Mines.
¿A usted, amable lector/a, le extraña que Estados Unidos y los Estados miembros de la OTAN estén satisfechos con el resultado que ha tenido la enésima guerra civil-internacional que se ha vivido en un país con grandes reservas de hidrocarburos?
Poco importa que los denostados integristas religiosos del islam ganen poder en Libia. De hecho, los integristas ya tienen todo el poder en Arabia Saudí, por poner el mejor ejemplo, país donde el negocio del petróleo está perfectamente controlado.
El oro negro cura todo los males, integrismo medieval incluido.
Y dicen que Libia va camino de ser un Estado democrático de Derecho... Tiempo al tiempo. En todo caso, la trayectoria profesional, ideológica y empresarial del recién elegido primer ministro justifica las alegrías de los guardianes de Occidente.
MÁS detalles de los honores académicos y de la trayectoria profesional y empresarial de Elkib, en THE PETROLEUM INSTITUTE (en inglés).
DE INTERÉS:
"El momento de la unidad para los libios", en CIDOB, y
"Invierno en Libia: A los mandatarios de los 42 apíses atacantes", en INSURGENTE.
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
"Entre los rebeldes libios abundan las imposturas y los ex altos cargos del régimen de Gadafi".

1 comentario:

  1. La primera reacción que tuve al enterarme de esto, fue pensar que no me extrañaba nada. Y, desde luego, no me gustó mi reacción.
    También será nuestra responsabilidad mantener en el poder a según que casta política.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.