12 enero 2012

El IVA, la generosidad del Gobierno y el dislate inmobiliario

El pasado martes, al pie del post "Al tiempo que incrementa el IRPF, el Gobierno abarata el IVA al ladrillo" añadí una nota que rezaba: «En España hay más de 3,5 millones de viviendas en desuso»; horas después un conocido que milita en el PP me remitió un correo en el que califica la cifra de 3,5 millones de «exageración política» que, según él, obedece a «su manifiesta intención de desacreditar las decisiones del Gobierno» de Mariano Rajoy.
Bien, hagamos números con un ejemplo, Galicia:
2001, 2.732.926 habitantes y 1.312.496 viviendas,
2010, 2.797.653 habitantes y 1.588.672 viviendas.
Es decir, durante el período 2001-2010 el número de residentes en Galicia sólo aumentó en 64.727 personas y el parque inmobiliario disponible, en 276.172 unidades. En 2001 el cociente de habitantes por vivienda era de 2,08 y en 2010 de 1,76.
Resumiendo, de las más de 276.000 viviendas en que se incrementó el parque inmobiliario gallego durante esos burbujeantes diez años, no menos de 180.000 están en desuso, ¡haciendo un cálculo a la baja [cálculos más escrupulosos apuntan que el aumento del parque gallego durante el período de referencia generó unas 225.000 viviendas en desuso, que se sumaron a las que ya lo estaban con anterioridad].
Además, Galicia no es precisamente uno de los territorios donde más impacto ha tenido la fiebre constructora. Hay comunidades en las que tanto el aumento cuantitativo del parque inmobiliario como del cociente habitantes/viviendas han sido mayores. 
Durante el mismo período (2001-2010), el aumento del número de viviendas en Andalucía fue de 974.000 unidades; en Catalunya, 677.000; en la Comunidad Valenciana, 646.000; en Madrid, 480.000, etcétera y etcétera; batiendo marcas en términos relativos la uniprovincial comunidad de Murcia, con un alza de ¡220.000!
En el conjunto de España y durante el mismo período (2001-2010), el número de viviendas disponibles aumentó en 4.804.000 unidades; teniendo en cuenta que ya existían en torno a 2,5 millones de viviendas en desuso, la estimación que apunto de 3,5 millones en desuso no sólo es creíble, sino que se queda corta.
En España, pues, hay más de 3,5 millones de viviendas sin utilizar y pese a tan abundante oferta [en plena recesión, con el crédito bancario restringido y cuando es preciso recaudar más], el Gobierno renuncia a una fuente de ingresos al mantener el IVA super-reducido (4 %) para la compra-venta de vivienda y, para colmo, establece que esa gracia no sólo beneficie a quienes adquieran la vivienda habitual --que hasta ahora era condición sine qua non-- sino a todas las transacciones inmobiliarias. Evidentemente, los beneficiados por tan generosa disposición fiscal no son los asalariados en general, ni los autónomos, ni los pequeños empresarios... 
NOTA: 
Las cifras que se citan en este texto están basadas en los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística, que no es precisamente sospechoso de hacer política partidaria, tampoco anti-PP... 
Por cierto, la responsabilidad del dislate inmobiliario no es exclusiva del PP, sino que la comparten sucesivos gobiernos de uno y otro signo (PP y PSOE, más otros partidos como cómplices subsidiarios) desde 1997, que fue cuando se sancionó la ley por la que prácticamente todo el suelo de España se convirtió en potencialmente urbanizable y edificable.
En enero del año pasado, una entidad francesa vinculada al mundo de las finanzas transnacionales ya señaló que la oferta de viviendas en España sumaba 3,1 millones; ver "En España hay 3,1 millones de viviendas disponibles y la demanda anual es de 220.000".  
CON ANTERIORIDAD:
"PSOE, PP, CiU y PNV protegen las viviendas en desuso". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.