14 marzo 2009

El Papa excomulga a la madre de una niña violada que abortó

Con motivo de la curación de un niño que padecía una patología medular gracias al nacimiento de su hermano y al trasplante de células madre, estos días arrecían los textos y comentarios de quienes tratan de justificar el fanatismo medieval de la Iglesia Católica, que se opone al avance de la medicina de forma acientífica y dogmática, sin distinguir entre el diseño genético de seres vivos y el diagnóstico pre implantatroio.
Con todo, también estos días hay otro debate de origen religioso --por tanto, irracional-- más aberrante. 
Él resumen de los hechos es este:
En Brasil, una niña de 9 años que sufría abusos de sus padastro desde que tenía 6, quedó embarazada. Una vez descubierta la situación y por razones obvias --incluido el grave riesgo que amenazaba la vida de la menor--, la madre de la cría optó por el aborto. Pues bien, el arzobispo de Olinda y Recife, José Cardoso, ha intervenido por orden del Vaticano para excomulgar a la madre y a todos los miembros del equipo médico que atendió a la niña. 
Es más, el dirigente religioso ha tenido la desvergüenza de afirmar que es más grave el aborto practicado que los abusos cometidos por el padrastro.
Motivos sobrados hay para denostar las barbaridades acientíficas y el desprecio por el ser humano de quienes confuden el diseño genético con el respetuoso y respetabilísimo diagnóstico preimplantatorio, pero lo de la niña de 9 años y las excomuniones va más allá de lo humano.
Y de remate, lo que tantas veces he comentado: los creyentes merecen máximo respeto, pero la Iglesia Católica ofrece a diario motivos para merecer desprecio
MÁS DETALLES sobre el caso de la niña brasileña, vía IPS Noticias.
INFORMACIÓN DE INTERÉS con relación al trasplante de celulas madre realizado en Sevilla, en Nueva tribuna: "Niños libres de enfermedades genéticas".

6 comentarios:

  1. Ler para crer...
    Está claro que os que hoxe mandan na Iglesia na terra fáltalles algo. Tampouco entendo que se hai que predicar a humildade eles vivan na ostentación e invirtan en bolsa. Nunca entendína as guerras santas -¿non se contradicen términos?-
    E hai máis incoherencias.

    Servidor é cristiano e cre en Dios, pero non está dacordo cos que mandan na Igrexa na terra, porque toman decisións incomprensibles e viven de forma incoherente en relación ó que predican.

    Ah, que se me olvidaba: ¿por que declaran matrimominos nulos se se tratan de persoas con cartos que se queren separar ou divorciar e poñen tódalas pegas do mundo cando outras dúas persoas de a pé, normais e correntes, queren pedir a anulación do seu matrimonio? ¿Terán algo que ver os cartos? ¿Por que non son xustos e ecuánimes nas súas decisións?

    INSISTO: SON CRISTIANO E CREO EN DIOS, pero non nos actuais representantes da Iglesia, porque non dan exemplo do que predican.

    ResponderEliminar
  2. A Julio,
    Coñezo a túa blogue e, polo tanto, coñézote un pouco, tanto ou máis que a moitas persoas ás que vexo todoslos días e coas que falo das cousas máis cotiás e impersoais.
    Non fai falla que xustifiques a túa opinión subliñando que cres en deus. Crer en deus non é unha opción que desmereza. Crer en deus é "natural", ¡¡¡a historia dos homes non é esquecíbel!!!
    Outra cosa é a directiva da Igrexa Católica, ou das igrexas en xeral.
    Nun eido ben diferente, o da política, é respetábel se identificar ou pertencer ao PP, ao PSOE, ao BNG, ao EU, á Falanxe... etc. Outra cousa -allea ás conviccións persoais- é a organización e os seus dirixentes.
    Ademáis, no caso de crer ou non crer, convén que cada vez sexamos mais os que entedemos a relixión como unha opción persoal e íntima, comparábel ao sexo ou as habitudes e aos criterios que están a marcar a vida persoal e íntima de cada quen.
    Non só respeto que creas en deus, mesmo a miña obriga ética, por respeto á túa persoa, é defender a túa opción de crer. Outra cousa é a Igrexa.

    ResponderEliminar
  3. esta noticia me pone los pelos de punta... pero como se puede ser tan...

    bicos,

    ResponderEliminar
  4. Estou dacordo contigo Félix.

    ResponderEliminar
  5. Hola Félix,

    estoy de acuerdo contigo en el fondo del asunto y desde luego una maternidad a los 9 años (y de gemelos!) es impensable, pero no puedo dejar de pasar por alto un error que contiene tu artículo.

    El Arzobispo de Olinda y Recife no ha decretado la excomunión, y mucho menos por orden del Papa (te remito a la polémica que se ha creado en el seno de la Iglesia por la intervención de Fisichella, presidente de la academia pontificia para la vida y que cuenta con el respaldo entre otros del cardenal de Quebec, del de Montreal, varios obispos franceses,...)

    La cuestión es ésta según el Código de Derecho canónico se prevé la pena de excomunión para los que intervengan en el aborto (en todo tipo de aborto) y sean mayores de 16 años (madre y médicos) y la pena recae latae sententiae, es decir, automáticamente, sin necesidad de que nadie lo decrete, lo diga o no lo diga el arzobispo. La excomunión recae igualmente sobre todos aquellos que abortan en España, sin necesidad de que salga Rouco a decirlo. Eso es lo único que tengo que objetar en aras de la exactitud.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. No dice si excomulgaron también al violador.
    Si fuese mi hija, yo también la hubiese ayudado a abortar.
    Ruego a las autoridades eclesiásticas tengan la ambilidad de excomulgarme.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.