25 mayo 2010

Cada vez más, la información política es nada

Que los medios pierden credibilidad es cosa sabida. Tanta pierden que hay dirigentes políticos que, sabedores de que los medios publican casi todo, incluso sustituyen a los periodistas, a los que sólo confían la función de reproducir lo que dicen --incluidas bobadas, medias verdades, falacias, acusaciones perversas, mentiras rotundas y la nada.
..
Noticiar naderías para promocionar la nada
Ejemplo palmario del blablá ha sido la reciente estancia de Dolores de Cospedal en Buendía (Cuenca) y su reunión con dirigentes del PP.
No era precisa la cobertura informativa de profesionales porque nada nuevo ocurría ni nada relevante iban a decir los reunidos, todos del PP, pero para colmo de absurdos el partido conservador prohibió el acceso a los enviados de los medios e instaló una emisora de TV ad hoc que facilitaba imágenes de las intervenciones, las que interesaban al PP, naturalmente.
..
[El montaje requirió contratar un satélite (Hle. Hispasat 1d 30 ºw. Transponder 69. Portadora 6. Ancho de banda: 6 mhz. Bajada: 12.722 v. Fec ¾. sr 4.500. compresión: 4.2.0) durante una hora y media que, sumados los gastos añadidos, costó algo más de 6.000 euros, IVA incluido]
..   
Para redondear el despropósito, hubo periodistas y medios que difundieron los contenidos suministrados por el PP; es decir, vendieron la nada (...ignoro si a cambio de algo).
La mayoría de los periodistas allí destacados se contentaron con ejercer de loros. Una vez finalizado el sainete hubo quien criticó el dispendio del PP porque nosotros portábamos tecnología suficiente para recoger y transmitir con solvencia el acto... es decir, prácticamente todos habían ido dispuestos a informar de la nada.
..  
Los medios gastaron dinero para difundir la nada 
Sólo una minoría de periodistas han puesto el acento donde debían: los políticos que recurren a esos y similares procedimientos se burlan de la labor de informar, máxime en casos como el de Buendía, donde nada se hubiera perdido si nadie hubiera informado porque nada ocurrió ni nada de interés dijeron los reunidos. Fue un acto de pura y simple propaganda.
¿Todo es noticia?, ¿también la nada?
Así, imperceptiblemente, con la complicidad de no pocos periodistas y numerosos medios, hay políticos que abren informativos audiovisuales y figuran en las portadas de la prensa diciendo nada.
Cuando un circo partidista va de gira el negocio de informar pierde clientes y la profesión de informar es un paripé.
..
CON ANTERIORIDAD, en ImP:

2 comentarios:

  1. Entre la propaganda -no se confunda con publicidad, que es otra cosa- emitida por los partidos o ciertos medios de comunicación afines, y el vaciado cerbral que supone la carnaza "del corazón" o la crónica futbolera, los emisores de "noticias" nos van manteniendo en el estado de embriaguez mental que conviene a los que desean que nada cambie.
    El peligro de todo este lavado
    cerebral es que hay un límite. Eso parece que sí lo sabe este aficionado a la política que tenemos por presidente, al que yo veo, no sólo rebasado por la situación, sino realmente asustado por un futuro incierto que -por inacción deliberada en el pasado o simple incompetencia- se le ha ido completamente de las manos. El límite está en que, mientras la gente pueda ir comiendo y pagando el alquiler, seguirá consintiendo casi todo, pero, una vez superada esa línea roja, la sociedad puede desestabilizarse y entonces, de una forma acaso violenta que ninguno deseamos, puede terminarse abruptamente el cachondeo al que llevan años sometiéndonos quienes debieran gobernarnos con honestidad, sabiduría y sentido de estado, y sin embargo se dedican a otra cosa, que tiene más que ver con la ocupación de cargos públicos, que con el trabajo por el futuro del país que trabaja cada día para pagarles su espléndido sueldo -aquí incluyo, naturalmente, a los partidos de la oposición en su conjunto, dejando a salvo algunas personas concretas que también puedan hallarse en el PSOE.

    El anónimo.

    ResponderEliminar
  2. La clase política que tenemos es fruto de la triste historia de este país llamado España. Sé por propia experiencia que en general -y generalizar es poco científico pero espero que se me entienda- a la política se acercan dos tipos de personas: los que realmente llenos de ideales quieren mejorar lo público, mejorar la sociedad.....suelen ser jóvenes.....
    Y los que desde el primer momento buscan el beneficio propio (su ego, su dinero, su prepotencia, SU......). Estos últimos son los que se terminan imponiendo. Los idealistas ...o "se adaptan" a su entorno -disciplna de partido incluida- o terminan siendo excluidos de los correspondientes órganos de gobiernos, listas electorales, cargos públicos....
    Como investigues un poco te encuentras con que, antes o después, descubres que, como decía en plan cínico un viejo y conocido ex-Conselleiro de la Xunta, todo el mundo tiene un precio....todo el mundo o casi....Sabía lo que decía....
    Triste pero real como la vida misma. Es lo que hay.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.