18 junio 2011

En un arrebato ultranacionalista, Carod-Rovira descalifica el 15-M barcelonés ¡por españolista!...

Con motivo de los avatares vividos por los indignados que se han movilizado en Barcleona, se ha puesto de manifiesto la esencia política del partido que ostenta el Gobierno autonómico catalán, CiU, tan bien representado por el consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig.
Al autoritarismo de la derecha convergent --que el reaccionario hable y escriba en castellano, catalán u otro idioma es políticamente secundario-- se ha sumado la deriva ultranacionalista de Josep-Lluís Carod-Rovira, que agarrándose a un clavo ardiendo [ver nota] ha escrito lo siguiente:
..
«Tenen, els espanyols, tot el dret del món a indignar-se. Però si volen fer-ho, com a espanyols, el millor és que no s’equivoquin en el mapa i es manifestin, s’indignin, es pixin, pintin, escridassin i insultin, allà on els correspon: al seu país. Al capdavall, tampoc no és tan lluny i està ben comunicat. Aquest internacionalisme progre, que va d’apàtrida, d’anacional, de cosmopolita, quan s’expressa en el marc d’una nació no normalitzada políticament, no fa res més que el joc al nacionalisme dominant: l’espanyol, por supuesto. Prou, doncs, de complicitats ingènues i de fer el babau amb aquesta indignació de pacotilla».
..
TRADUCCIÓN AL CASTELLANO 
Los españoles tienen todo el derecho del mundo a indignarse. Pero si quieren hacerlo como españoles, mejor será que no se confundan en el mapa y se manifiesten, se indignen, meen, pinten, griten e insulten allí donde les corresponde: en su país. Al fin y al cabo, no está lejos y está bien comunicado. Ese internacionalismo progre que va de apátrida, de anacional, de cosmopolita, cuando se expresa en el marco de una nación que no está normalizada políticamente está haciendo el juego al nacionalismo dominante: el español, por supuesto. Basta, pues, de complicidades ingenuas y de hacer el bobo con esa indignación de pacotilla.
..
NOTA
Según las informaciones de que dispongo --incluidas fuentes catalanas de índole personal--, el arrebato ultranacionalista de Carod-Rovira estaría relacionado con el hecho de que entre los indignados que acamparon en Plaça Catalunya, así como entre quienes acudieron al Parlament para abroncar a los diputados autonómicos había, entre otros, falangistas y personas identificadas con partidos políticos nacionalistas españoles que aprovechaban la movilización para denostar las instituciones catalanas.
La presencia de personas que se declaraban anti-catalanistas e incluso anti-catalanas irritó a nacionalistas catalanes y a los catalanes en general y entre los primeros --ignoro si pocos o muchos-- los hay que prescindiendo de otros elementos, han hecho una lectura negativa del 15-M llegando, como en el caso de Carod-Rovira, a hacer juicios de valor genéricos del conjunto del movimiento de los indignados.
La opinión del ex líder de ERC es legítima, por descontado, tan legítima como la de cualquiera, incluida la mía: Senyor Carod-Rovira, què ha menjat abans d'escriure aquest article?, on ha perdut la E i la R d'ERC, i la S de seny?
ENLACE a "Indignació espanyola", por Josep-Lluís Carod-Rovira, en Nació Digital.

2 comentarios:

  1. O empezamos a unir intereses entre clases populares de cualquier latitud,o los mayores apatridas y dueños de el dinero seguiran-con mucho gusto- haciendonos la puñeta.

    ResponderEliminar
  2. La indignación no reconoce fronteras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.