30 noviembre 2011

Adolfo Domínguez, partidario del "ku-klux-klanismo" laboral, amenaza con denunciar a una revista humorística

Hace ya dos años y medio la ePágina humorística El Mundo Today publicó una de sus fantasiosas noticias, titulada: "Adolfo Domínguez diseñará los nuevos uniformes del Ku Klux Klan" [si usted desea visitar el original pulse y acceda ¡ya!, pues están a punto de suprimir el texto... Lamentablemente, a las 00:01 horas del jueves día 1 de diciembre ya ha sido eliminado], que entre otras guasas incluía las siguientes:
«Aparte de su amplia trayectoria profesional, ha jugado en favor de su candidatura el hecho de que en España los uniformes de las procesiones de Semana Santa tengan un look que destila parte de la esencia del Ku Klux Klan, y se confía en la capacidad de Domínguez de ser fiel a los parámetros básicos del atuendo sin renunciar a un aspecto más casual y adaptado a los nuevos tiempos.
«"El Ku Klux Klan es como la Coca-Cola de las sectas radicales. Tienen una imagen muy marcada, un uniforme muy icónico. Por lo tanto, es todo un reto modernizarlo sin perder identidad. Además, saben que tienen que adaptarse pero son muy conservadores y estrictos. Me han prohibido jugar con el negro, entre otras cosas. Pero asumo el desafío", declara el diseñador.
«"Probablemente sea el cliente más difícil que he tenido, reconoce el diseñador. Cuando diseñé el uniforme de las azafatas de Iberia sólo me pidieron que no optara por colores que recordaran a una explosión en el aire. Pero eso es otra cosa, casi ningún color les gusta. Cuando habíamos decidido optar por el amarillo combinado con rojo, por su similitud con el fuego, alegaron que era demasiado vistoso para una secta clandestina. Así que seguimos dándole vueltas al asunto".
«Mientras Adolfo Domínguez se centra en los primeros bocetos, el Ku Klux Klan sigue revisando el árbol genealógico del modisto para descartar que tenga algún antepasado negro. "En eso tengo plena confianza. No encontrarán ninguna mancha en mi expediente familiar. Somos todos de piel muy blanca. De hecho yo es ponerme al sol y quemarme. Me pasa aquello de que se te pela la nariz y te pasas el día sacándote pellejos. Es lo único que me molesta de la playa, no ser negro al menos dermatológicamente", afirma Domínguez».
..
Pues bien, ¡dos años y medio después!, Adolfo Domínguez ha emplazado a El Mundo Today a retirar ese texto humorístico de la página web porque "en caso de no atender el presente requerimiento, iniciaremos las acciones legales en defensa de los intereses de nuestra compañía, haciéndoles responsables directos de cuanto está publicado en su página web".
La amenaza ha debido surtir efecto, lamentablemente, pues el director de El Mundo Today, Xavi Puig, ha declarado a Público que retirará el articulo porque "no queremos meternos en fregados, no merece la pena"; aunque ha añadido que "si fuéramos a juicio sabemos que ganaríamos".
Es la tercera vez que la revista de humor El Mundo Today recibe una amenaza de este tipo: "Ya nos pasó con Scotex y otra vez con Invertiú", ha comentado Puig; quien ha resumido la situación subrayando que "hoy en día, casi es más fácil meterse con el rey que con las marcas".
Ante la actitud de Adolfo Domínguez y para contextualizar su amenaza de denuncia es oportuno recordar, por ejemplo, lo que dijo en febrero del año pasado en el Fórum Europa Tribuna Galicia: «No creo en el Estado del bienestar porque está produciendo una rápida desindustrialización y porque genera un montón de pícaros».
No fue la única ¿broma? con las que aderezó su conferencia Adolfo Domínguez, también defendió el despido libre alegando que esa permanente amenaza provocaría un aumento inmediato de la productividad porque el miedo a perder el empleo obligaría a los trabajadores a ganarse cada día su puesto de trabajo...
La broma de El Mundo Today es simplemente eso, una chanza; de mejor o peor gusto, pero una chanza al cabo. Sin embargo, las propuestas económico-laborales de Adolfo Domínguez constituyen un delirio de corte preindustrial, propio de un empresario de los que aplaudían las medidas de gobierno de Primo de Rivera (el padre), o de los que cada 1º de abril gritaban ¡Viva Franco!... 
En fin, desde un punto de vista político --incluso humano-- ser asalariado y comprar prendas de la marca Adolfo Domínguez constituye una flagrante contradicción o, a lo peor, revela una grave carencia de amor propio. Salvo que sea una broma...
CON ANTERIORIDAD:
«Adolfo Domínguez: "El estado del bienestar produce desindustrialización"».

2 comentarios:

  1. Jajajaja, me encanta lo de El Mundo Today, pero aún me gusta más tu post. Sobre todo las Últimas lineas ;)

    ResponderEliminar
  2. A HORMIGA,
    Gracias, pero el "mérito" es de A. Domínguez. Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.