14 diciembre 2011

Lo que Merkel y sus aduladores ocultan empieza a salir a la luz. ¡Ya era hora!

Anoche, mejor dicho ya en la madrugada de hoy, abrí el correo de un amigo barcelonés de juventud con el que mantengo relación epistolar desde hace años y años. Entre otras cosas decía: «Vaig pensar que exageravas, però resulta que tenies raó. Avui, La vanguardia ha publicat un reportatge...» [Pensé que exagerabas, pero resulta que tenías razón. Hoy, La vanguardia ha publicado un reportaje...]
¿Qué ha publicado La vanguardia?...
El titular del texto al que se refiere mi viejo amigo --al menos en la web del rotativo, pues no he tenido acceso a la edición en papel-- dice así: «Alemania tiene 7,3 millones de trabajadores en precario».
Todo empezó hace ya ocho meses, exactamente el pasado 4 de abril, cuando mi amigo barcelonés --entre otras personas-- calificaron de exageración el contenido del post que titulé "La macroeconomía alemana navega con viento de cola y la de los alemanes hace aguas"; texto en el que, básicamente, comentaba una serie de datos obtenidos en las web de dos sindicatos (uno francés y otro alemán), dos centros de estudios socio-económicos (uno francés y otro español) y una revista electrónica de la izquierda española que describen una realidad socio-laboral alemana bien distinta de la que venden el gobierno de Angela Merkel y sus aliados, entre los que destaca el PP español, que parece empeñado en cerrar los ojos o, alternativamente, en que los cierren los ciudadanos españoles --y en efecto, millones de españoles siguen con los ojos cerrados...
Merkel está desmantelando el estado de bienestar alemán a marchas forzadas y lo que es peor, aquí hay quienes mienten al afirmar que la economía alemana es ejemplo de todo y más.
En todo caso, la macroeconomía alemana va bien a costa de la economía real de millones de trabajadores.
..
Willy Brandt (izq.) y Konrad Adenauer
El fin del "paraíso" social que diseñó
Adenauer y mejoró Brandt
Más sencillo: Alemania es desde hace ya casi dos años el país de la UE que más subempleo crea. ¿Ha oído usted hablar de un plan para crear miles y miles de minijobs [miniempleos], con salarios mensuales inferiores al mínimo interprofesional, tal como auspicia el BCE y que, al parecer, Mariano Rajoy estudia aplicar en España? Pues eso...
Tiempo al tiempo, salvo que las urnas paren los pies a Merkel, en Alemania se están creando las condiciones para que se desencadenen conflictos socio-laborales, y por tanto políticos... Y ojo: los alemanes no son españoles cuando el Gobierno toca más allá de lo admisible derechos laborales y salarios.
[Desde hace dos años el partido de Merkel, la CDU, pierde una tras otra todas las elecciones convocadas en los lander (estados federados) de Alemania]
Si usted también opinaba que el post de hace ocho meses era una exageración y necesita ver confirmados los hechos en un medio convencional, pulse y lea "Alemania tiene 7,3 millones de trabajadores en precario", cifra que supone casi el 25 % de la población activa ocupada y tasa que en el país germano no se registraba desde los años treinta del siglo pasado.
..
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
"La macroeconomía alemana navega con viento de cola y la de los alemanes hace aguas".
..
NOTA:
Es aconsejable leer los comentarios, hay dos aportaciones de españoles residentes en Alemania que relatan aspectos puntuales que conviene tener en cuenta para calibrar el valor y el impacto socio-económico que tienen los minijobs en el país centroeuropeo.

6 comentarios:

  1. Hola Félix,

    he mandado tu artículo a un amigo mío, también barcelonés, que lleva unos 15 años viviendo en Berlín.

    Y me responde lo siguiente (lo he traducido del catalán):

    "Es cierto que existe el minijob y que hay mucha gente trabajando a un euro la hora o cobrando 400 € por no sé cuantas horas, pero la mayoría son personas sin estudios o parados de larga duración a los que se les busca de este modo una salida.
    Otra cosa distinta es que aquí solo tenemos un año de paro (y cobramos el 60% de lo que hayamos cobrado el último año de trabajo) y si luego no encontramos nada, pasamos a formar parte de lo que denominan Hartz 4, que es mucho más brutal (vuelves a cobrar 400 € al mes pero te pagan el alquiler).
    Y así, muchas cosas más...

    En fin, que es muy fácil escribir titulares pero nada es blanco o negro."

    Bueno, te lo mando para que tengamos todos una visión de alguien que está ahí.
    :)

    Una abraçada i bones festes, Félix.

    ResponderEliminar
  2. Y otra respuesta de otra amiga catalana residente en el sur de Alemania. Esta vez no lo he traducido porque tengo currele.
    ;)

    "Hmmm... un assumpte complicat...

    El que està clar és que els minijobs poden funcionar aquí, però no a Espanya. I s'han de conèixer altres aspectes. Aquí, per exemple, hi ha moltes dones que són mestresses de casa i es dediquen a la casa i la família. I és que s'ho poden permetre, perquè els sous dels marits són més que suficients. Els minijobs els solen agafar mestresses que volen tan sols un extra per a les seves coses, i em sembla que no han de declarar la renta si es té un minijob (si es té més d'un, la cosa varia). I també els agafen molts estudiants que volen combinar treball amb estudis.

    Apart d'això, a Alemanya hi ha ajudes socials. Per exemple, quan vaig arribar aquí només vaig haver d'omplir un formulari perquè em donessin cada mes el Kindergeld (actualment em donen 184 euros al mes que no són gens despreciables). En canvi, quan va néixer el meu fill a Espanya, vaig sol•licitar la maternitat i encara l'estic esperant. També hi ha diferents nivells d'ajuda social segons les condicions que es tinguin. Un germà del meu ex, que podria treballar perfectament si li sortís d'allí, viu "del cuentu". Està classificat sota el que s'anomena Hartz IV: no pots tenir cap possessió, ni tan sols cotxe, però l'estat et proporciona un pis segons les teves necessitats familiars i uns diners mensuals. No cobrarà gaire, però està clar que aquests ajuts no existeixen a Espanya.

    Penso que el problema és que se'ls acudeixi suggerir l'existència de minijobs a Espanya, perquè les condicions són força diferents aquí. A Espanya s'haurien d'aplicar altres mesures adaptades al país."

    ResponderEliminar
  3. TRADUCCIÓN DEL TEXTO DE IRREVERNS:
    "Hmmm... Asunto complicado...
    Lo que está claro es que los minijobs pueden funcionar aquí, pero no en España. Es preciso conocer otros aspectos. Aquí, por ejemplo, hay muchas amas de casa que se dedican a la casa y a la familia. Se lo pueden permitir porque los salarios de sus maridos son suficientes. Los minijobs suelen ser aceptados por esas amas de casa, que sólo buscan un extra para sus gastos, y además creo que el minijob no lo deben declarar a Hacienda (si se tiene más de uno la cosa cambia). También aceptan minijobs los estudiantes que quieren combinar trabajo con estudios.
    Aparte de todo esto, en Alemania hay ayudas sociales. Por ejemplo, cuando llegué aquí sólo tuve que rellenar un formulario para recibir cada mes el Kindergeld [ayuda por hijo], actualmente me dan 184 euros al mes, que no son nada despreciables. En cambio, cuando nació mi hijo en España solicité el premio por maternidad y aún estoy esperando. También hay diferentes niveles de ayuda social en función de las circunstancias personales. Un hermano de mi ex que podría trabajar perfectamente si quisiera hacerlo, vive del cuento. Está catalogado como Hartz IV: para lo que la persona no debe tener propiedades, ni siquiera coche, y el Estado le proporciona un piso a tenor de sus necesidades familiares y una paga mensual. No cobra mucho, pero es evidente que en España ese tipo de ayudas no existen.
    Creo que el problema es que a alguien se le haya ocurrido que pueden existir minijobs en España, porque las condiciones son radicalmente diferentes aquí. En España deberían aplicar medidas adaptadas al país".

    ResponderEliminar
  4. A IRREVERENS:
    ¡¡¡Gracias!!! por las aportaciones.

    ResponderEliminar
  5. Pues parece que aquí pueden llegar a aplicarse esa medidas. La patronal ya lo está proponiendo oficialmente (Telediario de la 1 a las 21,00h. ). ¡Qué tiempos!

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.