25 junio 2007

Dirigentes de la UE juegan con fuego, el Cuarto Mundo sigue creciendo

La cumbre de la Unión Europea (UE) ha constatado que Europa está dominada por el conservadurismo y por la dichosa macroeconomía.
El éxito de los mellizos polacos Kaczynski, que han logrado retrasar casi un decenio la aplicación íntegra del revisado Tratado de la Unión, demuestra cuan profunda es la debilidad del actual europeísmo, incapaz de poner coto a los excesos de personajes como los Kaczynski, Berlusconni o Blair, que supedita la construcción europea a los intereses de EE UU y que abandona el poder tras haber preparado el terreno para que la derecha thatcheriana recupere la mayoría en el Parlamento británico.
Pero no vale engañarse, los dirigentes de la UE son conservadores porque las clases medias y un amplio sector de los asalariados son mayoritariamente conservadores... no nos engañemos.
La cultura es un bien depreciado, el consumismo se ha convertido en derecho fundamental de las personas, y hay miedo a que se deteriore gravemente la estabilidad económica debido a los graves desequilibrios medioambientales y, lo más inquietante, a la creciente crispación social existente en los países emergentes y del Tercer Mundo, que son los que aportan el grueso de las plusvalías de las grandes compañías multinacionales.
..
El estadista que califica de escoria
a los residentes en la periferia de París
El triunfo de Nicolás Sarkozy en las presidenciales francesas fue un anticipo de lo que podía dar de sí la cumbre de la UE, pues resulta preocupante que triunfe en París y en Bruselas un dirigente que ha calificado de "escoria" a los habitantes de la periferia parisina: el Cuarto Mundo sigue creciendo en las grandes ciudades.
Sarkozy ha liquidado el golismo, movimiento consevador de carácter centrista que estaba basado en la dignidad política republicana, aunque jacobina, pues los golistas hicieron suya la vergüenza de los franceses para luchar contra la ocupación nazi y contra el gobierno colaboracionista de Vichy. El triunfo del liquidador de esos principios ha sido abonado por la inanidad de un PS liderado por la simpática y feminista señora Royal. Poca sustancia.
La tímida UE es fruto de una Europa en la que la mayoría de los ciudadanos, confiados, están sentados ante el televisor y comulgan con ruedas de molino, haciendo suya una realidad virtual cuyos valores están marcados por los deportistas de elite, las París Hilton, la inútil caridad de demasiadas oenegés, el temor a los inmigrantes, el absurdo respeto a las religiones y entre otras cosas, la creencia de que todo ciudadano tiene la oportunidad de ser millonario.
Los dirigentes actuales de la UE se burlan del europeísmo y lo que es peor, ignoran --o lo hacen ver-- que ocultar los problemas es jugar con fuego.
ARTÍCULO ANTERIOR sobre el mismo asunto, en ImP: "El Consejo Europeo cose con aguja de marear".
TEXTO RELACIONADO: "Una Europa tragicómica", por Luciana Castellina.

2 comentarios:

  1. Sin dudarlo... vivimos un "matrix". El problema es que sabiéndolo seguimos sentados en el sofá y comulgamos con esas ruedas de molino, o no comulgamos, pero las dejamos moler. ¿Cómo es posible?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. exactito, argumentadito y mascadito como siempre. eres un crak

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.