06 marzo 2008

El líder de los obispos invierte en Viagra y anticonceptivos

El arzobispo de Madrid y flamante presidente de la Conferencia Episcopal Española, el purpurado Rouco Varela, y su colega de la diócesis de Burgos, Francisco Gil, invierten desde hace años en la Bolsa para rentabilizar los humildes fondos de sus demarcaciones espirituales.
De modo que sus católicos dineros contribuyen a la buena marcha de diversas empresas, entre las que destaca el laboratorio farmacéutico Pfizer, multinacional que produce, entre otros medicamentos y similares, las píldoras Viagra, útiles para combatir la impotencia sexual masculina, o potenciar la excitación.
Pfizer también produce el anticonceptivo Depo-Provera, que permite gozar del sexo sin correr el riesgo de un embarazo no deseado. La actividad de Pfizer es de todo punto legítima y respetable, ¡también para la Iglesia Católica, Apostólica y Romana!... Así lo indican las pías inversiones de los monseñores Rouco y Gil, tipos consecuentes donde los haya...
¿Quiere saber más?: Pulse aquí y lea.

5 comentarios:

  1. Otra prueba más de la gran hipocresía que ha cultivado siempre la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.
    Nada nuevo bajo el sol, me temo.

    ResponderEliminar
  2. Predicar con el ejemplo, es lo mejor que hacen estos herederos de la inquisión. No quiero ni pensar en lo que harán en la intimidad.

    ResponderEliminar
  3. Hipocresía... la mejor definición que se puede aplicar a esta gentuza. ¿No eran estos los que prohibían la usura, la avaricia, los anticonceptivos y la lujuria? No entiendo nada.

    Un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  4. Como Banderas: hipocresía, doble moral...vergüenza. La iglesia en su línea..ahora más que nunca me dan ganas de apostatar.
    Un saludo Félix

    ResponderEliminar
  5. Invierten sus ahorros en este laboratorio porque están preocupados por la salud de los impotentes.

    Saludos.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.