22 marzo 2009

España se retira de Kosovo con más de un año de retraso

La decisión del Gobierno español de retirar los 620 militares que mantiene en Kosovo llega con más de un año de retraso. El anuncio ha provocado una reacción desmedida en Washington, que para criticar la decisión de Madrid alega que los países miembros de la OTAN decidieron acudir juntos a los Balcanes, permanecer unidos en la región y abandonarla también al mismo tiempo.
El argumento estadounidense es falaz porque fue precisamente la Casa Blanca la que modificó sustancialmente las condiciones que hicieron posible el compromiso unitario. Hace ya casi un año y medio, el Ejecutivo que presidía George W. Bush decidió --en comandita con al menos Alemania-- modificar las fronteras de la región y promover la segregación de la provincia serbia de Kosovo.
Con esa finalidad, EE UU contó con el concurso entusiasta de Alemania, que realizó operaciones como las que denunció Henning Hensch. También participó en el sainete desde primera hora el alter ego de EE UU en Europa, Gran Bretaña.
Los tres utilizaron su influencia en varios Estados miembros de la Unión Europea --amén de realizar presiones y reclamar el pago de favores-- para promocionar la segregación y que esta fuera "entendida" socialmente como algo inevitable y democrático... ¡en defensa de la libertad!
Tras los manejos que realizó para sacar adelante su idea y alcanzar su objetivo geopolítico, ahora Washington alude al consenso de 1999. Eso se puede describir de varias formas; por ejemplo, es un descaro, como mínimo.
..
Cómplices de una ilegalidad 
Si de ser consecuentes se trata, lo cierto es que el Gobierno español ya debió retirarse cuando se anunció que las fuerzas de la OTAN allí estacionadas serían utilizadas para romper la unidad territorial del Estado serbio quebrando la legalidad internacional para auspiciar la creación de un segundo Estado albanés.
Las tropas de la OTAN han sido utilizadas en beneficio de los intereses geopolíticos de EE UU: independizar Kosovo, donde el Pentágono ya ha iniciado la construcción de una base militar permanente.
La operación satisface una vieja aspiración de Washington y Berlín, a los que se sumaron entusiastas Londres, como siempre, los gobiernos de Austria e Italia --estos dos por motivos de seguridad derivada de su proximidad a la región--, más varios socios de la UE y las ex yugoslavas Croacia y Bosnia, estas dos repúblicas deseosas de perjudicar a Serbia como sea y a costa de lo que sea.
Se trataba, en definitiva, de redondear la destrucción de Yugoslavia y convertir los Balcanes en un mosaico de Estados dependientes; los cuales, para colmo, están en gran medida enfrentados entre si y divididos en dos bandos, con Rusia por un lado (aliada de Serbia) y Occidente-OTAN (todos los demás países ex yugoslavos; salvo Bosnia, cuya población es de mayoría musulmana y su posición geopolítica definitiva todavía constituye un agujero negro).
TEXTOS RELACIONADOS:   
* "Independencia en el mundo feliz global: La colonia de la OTAN en Kosovo", por Diana Johnstone;    
* "Taiwán frente a Kosovo", por Xulio Ríos, y   
* "La inviabilidad del Estado kosovar", por Raquel Sánchez Bujaldón.
CON POSTERIORIDAD:
«El Consejo de Europa confirma que el Estado kosovar fue proyectado pro mafiosos».
..
ACTUALIZACIÓN (24 marzo 2009):
Para redondear los despropósitos que caracterizan los avatares de la recién inventada nación kosovar, el ministro de Exteriores de esta nueva sucursal de EE UU, Skender Hyseni, ha declarado en Naciones Unidas que lamenta la retirada de los soldados españoles, lo que coincide con una iniciativa del Gobierno kosovar solicitando oficialmente la retirada de la misión internacional que administra el país por mandato de Naciones Unidas.
Tal como ya se daba por seguro desde hace meses y meses, los amos del nuevo Estado quieren que las tropas de la OTAN allí estacionadas dejen de estar vinculadas a Naciones Unidas; lo cual, ¡tal como también se esperaba desde hace meses y meses!, confirma blanco sobre negro el papel que tiene la fuerza militar desplegada en la provincia serbia: ser una fuerza de la OTAN ajena a la ONU cuya labor es garantizar la segregación del territorio, que acogerá una gran base que servirá de portaviones para los ejército de Occidente. 
El Gobierno español hace bien en retirar las tropas, lástima que lo haga con retraso y que sea tan cobarde políticamente, pues debería denunciar alto y claro lo esencial de los hechos.
..
2ª ACTUALIZACIÓN (miércoles, 25 de marzo):
El Gobierno de Gran Bretaña ha anunciado que también retira sus tropas de Kosovo, donde sólo dejará un grupo de oficiales para tareas de asesoramiento. ¿Por qué tan inesperada retirada? Básicamente, porque Londres está gastando demasiado dinero en misiones y necesita recortar la sangría allá donde no sea imperiosamente necesaria su presencia, La decisión de Londres no ha suscitado la "vergüenza nacional" de la que hablan los dirigentes ultranacionalistas del PP en el caso de la retirada española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.