22 junio 2007

España concede máximos honores a un sátrapa

Los Saud han demostrado por encima de toda duda que para ellos los derechos humanos no existen. En Arabia cada año son condenadas a morir decapitadas decenas de personas. La lista de aberraciones es larga. Es comprensible que el rey de Arabia sea recibido por el presidente del Gobierno y el jefe de Estado en el marco de las obligaciones institucionales que rigen en las relaciones interestatales, pero es injustificable que el jefe de Estado de un país democrático que declara respetar los derechos humanos otorgue su máxima condecoración a un sátrapa.
La concesión del Toisón de Oro al rey Abdullah al Saud es un exceso incomprensible que desprestigia al Rey de España y denigra al Estado que representa.

4 comentarios:

  1. No me ha gustado nada ver una foto en la que aparece el Rey de España haciendo entrega de un regalo (un caballo) al Rey de Arabía, esto puede ser una chorrada. Pero me ha gustado menos concederle una alta distinción (Toisón de Oro) por no se que servicos prestados a España.
    Por prestar no presta servicios ni a su pueblo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo. No era necesario ir más allá de los estrictamente necesario. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Eifonso, que yo sepa sí prestó un servicio al Rey, a quien Fahd --monarca sudí de la época, ya fallecido-- prestó (no sé si el español los devolvió) diezmillones de dólares en plena transición (1976).

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente el rey saudí financió a la UCD a petición de Juan Carlos, para frenar el comunismo. Estas son las cositas que se han dejado en el tintero los hagiógrafos del rey de España.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.