30 marzo 2009

Acuinor, la empresa acuícola que más da que hablar en Galicia

La presidenta de la sección lucense de la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (Adega), Monstse Lombardía, ha recibido un mensaje de texto telefónico (un SMS) con la frase «se os acabó el chollo».
El remitente del mensaje es Ramón Álvarez-Cascos, representante legal de Acuinor, compañía que desde hace años intenta construir una piscifactoría en Rinlo (municipio de Ribadeo, en A Mariña, la costa de la provincia de Lugo).
El mensaje, según figura en la denuncia que tramita el juzgado de instrucción de Lugo, fue remitido a última hora del pasado 1 de marzo, jornada electoral, cuando ya se daba por segura la victoria del PP en las elecciones autonómicas.
Vista aérea de Rinlo (Ribadeo)
Montse Lombardía, la receptora del SMS, es uno de los doce miembros de Adega que en 2005 fueron denunciados penalmente por Acuinor por haber participado en una movilización contra la piscifactoría. Esa denuncia contra los ecologistas fue archivada, en tanto que la construcción iniciada por Acuinor fue paralizada en 2006 por orden judicial --aunque sólo de forma cautelar-- al entender el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que el proyecto afecta a un hábitat protegido.
La piscifactoría de Rinlo fue aprobada inicialmente en 2005 por el último gobierno de Fraga Iribarne (PP) junto al de otra piscifactoría tanto o más controvertida, la de cabo Touriñán (en la Costa da Morte), ubicada también en una zona declarada de especial protección medioambiental.
Ambos proyectos recibieron el plácet del gabinete autonómico del que formaba parte Núñez Feijoo (PP) [próximo presidente de la Xunta a tenor de los resultados de las elecciones del pasado día 1] días antes de celebrarse los comicios autonómicos de 2005 y cuando el Ejecutivo de Fraga ya estaba en funciones.
MAS detalles, en la ePágina de Adega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.