20 de febrero de 2012

«Ghata, el primer tratado de ética de la humanidad»

El mazdeísmo, la primera religión institucionalizada por el hombre,
sirvió de inspiración para el judaísmo y sus "hijos", el cristianismo
más sus interpretaciones ortodoxa, católica y luterana

El cardenal y arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha declarado que «los niños y adolescentes padecen un analfabetismo de cultura religiosa y esto incide en su nivel cultural general, más bien bajo».
El purpurado se ha embalado y añadido que los adolescentes y jóvenes que no reciben formación religiosa --aunque él se refiere al catolicismo, no a la religión en general-- son propensos a caer en las garras de las sectas. Lógicamente, el purpurado descarta que la Iglesia Católica sea una secta, pues es la portadora de la Verdad
Pues bien, para dar cultura religiosa a los adolescentes y a los jóvenes bueno sería, por ejemplo, que la asignatura optativa de Religión fuera en efecto de religión [el calificativo optativa figura en cursiva porque en numerosos centros concertados es obligatoria], pero no es así, sino puro adoctrinamiento catolicista.
Para empezar y si de instruir en el conocimiento de las religiones se tratara, a los adolescentes y jóvenes se les debería explicar, por ejemplo, el contenido de los Ghata.

Versión francesa de los dos libros del Avesta 
que se conservan, editada en 1858
¿Qué son los Ghata?
Los Ghata son una serie de cánticos rituales cuyas letras desgranan las tesis y creencias del mazdeísmo, concepción del mundo y fe religiosa construida y estructurada antes que el judaísmo, el cristianismo y el islamismo y que, ¡sorpresa!, sirvió de inspiración para los creadores de las tres grandes religiones monoteístas.
«Soy Zaratustra, el gran enemigo de la mentira y de la opresión». Esta frase constituye la carta de presentación del que está considerado como el creador de la primera religión monoteísta, pues casi nadie habla o escribe de Zaratustra sin citar esa grandilocuente introducción.
Zaratustra es un personaje histórico a la vez que legendario, como tantos otros profetas y líderes de la Antigüedad.
De entrada, es obligado reseñar que Zaratustra es la catellanización del nombre griego por el que ese filósofo asiático fue inicialmente conocido en Europa: Zoroastro, que según casi todas las referencias  e historiadores vivió en los siglos XII-XI aC (antes de Cristo).
En segundo lugar, conviene advertir que el personaje central de Así habló Zaratustra, una de las obras más conocidas de Friedrich Nietzsche, poco tiene que ver con Zoroastro, que fue quien hilvanó los principios del mazdeísmo, cuerpo teórico que a partir del siglo VI aC y hasta el VII dC fue predominante entre los pueblos del suroeste de Asia, desde las riberas del río Indo hasta la oriental del mar Muerto.

[Mazdeísmo o zoroastrismo, según la RAE, es la religión de los antiguos persas, que creían en la existencia de dos principios divinos: uno bueno, Ormuz, creador del mundo, y otro malo, Ahrimán, el destructor o negador del bien]
..
La primera religión

que tuvo estatus oficial
La descripción de la RAE, por breve, es inevitablemente deficiente, pues el territorio donde primero caló el mazdeísmo no fue sólo ni exactamente Persia, sino el territorio del actual Afganistán y el sur del actual Irán: el Baluchistán [país integrado en el antiguo imperio persa], para luego arraigar también con fuerza desde la actual Siria hasta el noroeste de India y de norte a sur, desde el lago Aral hasta las costas del Índico.
El rey Gutasp, monarca de una de las tribus más poderosas de las llanuras afganas, conoció personalmente a predicadores del mazdeísmo y adoptó sus principios como religión oficial durante el siglo V aC, aunque hay historiadores que mantienen la tesis de que fue con anterioridad.
En todo caso, el mazdeísmo fue la primera visión religiosa del mundo que fue asumida por un poder terrenal
La preeminencia del zoroastrismo en gran parte del oeste de Asia se prolongó hasta la Alta Edad Media [es obligado tener en cuenta que esta referencia temporal es eurocéntrica]. El mazdeísmo también fue la religión oficial del poderoso Imperio de los Sasánidas (o cuarto Imperio Persa, siglos III-VII dC), así como de otro poderes y naciones menos relevantes de la región.
Todos los textos clásicos del zoroastrismo --incluidos los Ghata-- fueron compilados y conformaban el Avesta, una suerte de enciclopedia compuesta de 21 libros cuyos originales fueron quemados por orden de Alejandro Magno cuando el ejército macedonio, en su avance hacia oriente, tomó la localidad donde estaban depositados los manuscritos: Istajr, cerca de Persépolis
El mazdeísmo ya había calado por Asia occidental al menos seis siglos antes de que muriera Cristo y eclosionara el cristianismo en Oriente Próximo.

[A partir del siglo III-IV la moral, los ritos, las normas y los hábitos sociales del cristianismo fueron sustituidos lenta pero irreversiblemente por las interpretaciones católica y ortodoxa, entre otras de menor extensión y arraigo, versiones a las que muy posteriormente se sumó la llamada Reforma, nacida en el seno del catolicismo y liderada por el fraile agustino alemán Martin Luther, Lutero].
..
¿Iranio, kazajo, turcomano...?
El lugar de nacimiento de Zoroastro y el tiempo en el que vivió son motivo de cíclicas diatribas; aunque cada vez son más los estudiosos que se inclinan por el origen kazajo y, en menor medida, por el turcomano; según estas dos tesis nació y vivió en el actual Turkmenistán, en los siglos XII y/o XI aC (aprox.)
No obstante, hasta hace unos años primaba la tesis oficial alimentada desde Teherán de que Zoroastro era iranio o persa y había nacido exactamente en Rages, en las proximidades de la actual capital de Irán. En todo caso, tamaña precisión geográfica del natalicio --que incluye sospechosos adornos geopolíticos que fueron ampliamente divulgados durante la época gloriosa del último  Sha de Persia-- contrasta con la ausencia de referencias históricas (citas documentales) que mencionen Rages.
Por si fuera poco, estudiosos de la Filosofía y de las religiones, así como historiadores avezados en el pasado de Asia mantienen la teoría de que Zoroastro es la identidad colectiva utilizada por varios maestros o sacerdotes, que serían coautores de los textos del Avesta, compendio del que sólo quedaron copias de dos de sus veintiún libros. En uno de los dos conservados figuran los cánticos rituales, los Ghata, que hace apenas dos años fueron editados en castellano.
..
Este singular inmueble es conocido como
el Cubo de Zoroastro. Fue construido
en Persia durante el reinado de
los aqueménidas, dinastía
fundada por Ciro el Grande
tras derrotar a Medo (550 aC).
Ormuz-Abel y Arhimán-Caín
La religión de Zoroastro se popularizó con el nombre de mazdeísmo en alusión al nombre de Ahura Mazda [que en las versiones europeizadas del zoroastrismo fue rebautizado como Ormuz], coprotagonista del cosmos creado por Zoroastro, en el que Ahura Mazda u Ormuz lucha contra Angra Mainyu [que en Europa también fue rebautizado: Ahrimán].
Esos dos personajes son hermanos gemelos. El primero es positivo, con él nace la figura del dios unipersonal (monoteísmo) y bueno; en tanto que el segundo es destructivo, sirviendo de base para los demonios que figuran en posteriores leyendas y religiones.
Más claro: Arhimán-Caín y Ormuz-Abel son los precedentes documentados de la didáctica leyenda bíblica y del omnipresente enfrentamiento entre el mal y el bien, que es de ámbito planetario, anterior al judaísmo y a su hijo, nietos y bisnieto: cristianismo, fe ortodoxa, catolicismo y luteranismo, respectivamente.
La prueba más rotunda de que las incógnitas son norma a la hora de conocer a Zoroastro es que los contenidos del Avesta fueron transmitidos oralmente, habiendo sido recopilados e impresos por primera vez --que se sepa-- en tiempos del Imperio de los Sasánidas, en el siglo IV dC; es decir, quince siglos después de la muerte de su autor o autores.
..
Monoteísmo versus politeísmo
Zoroastro denostaba las creencias politeístas que en su época ganaban adeptos y que durante varios siglos irradiaron desde el norte de la actual India por toda Asia. 
En vida de Zoroastro, el mazdeísmo apenas logró calar entre las tribus que habitaban en los actuales Turkmenistán y Afganistán, pero con el paso de los años el mazdeísmo fue ganando seguidores y en el siglo VI aC ya gozaba de notable crédito entre las élites del Asia occidental, incluida gran parte de la región hoy conocida como Oriente Próximo.
Para cuantos abren los ojos, no sólo es evidente sino que también está probado que las propuestas filosóficas de Zoroastro, así como sus didácticos personajes y lo que representan, influyeron sobremanera en el desarrollo del judaísmo y, posteriormente, en todas las versiones de las otras dos grandes religiones monoteístas.
El ocaso del mazdeísmo se produjo a raíz de la expansión del islam y sólo pervivió y aún quedan creyentes en algunas colectividades de la llanura central del actual Irán, en Baluchistán (nación dividida entre los actuales Afganistán, Irán y Pakistán), en la isla de Ormuz [topónimo este que es de creación europea y que alude, precisamente, al dios bueno del mazdeísmo] y en enclaves de la costa occidental del subcontinente indio.
Hay numerosos motivos para leer Ghata, el primer tratado de ética de la humanidad, editado por Obelisco, máxime aquí [en España] y ahora [tiempo de hipocresía, codicia y nihilismo], pues conocer el zoroastrismo ayuda a digerir con una sonrisa las simplezas que dicen los purpurados del prostituido cristianismo que difunden el Estado del Vaticano y sus embajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: ImP no publica injurias ni imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas ni referencias judiciales o sentencia.
Sólo serán publicados los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.